La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha pedido «sacar lecciones» de la crisis sanitaria del coronavirus y aprender a «relativizar», mandando un mensaje de «lucha, fuerza y esperanza» a sus vecinos.

Asimismo, ha reconocido que ante el avance del coronavirus habrá que reconfigurar algunas de las políticas planteadas a inicio de 2020 sobre todo en materia presupuestaria, asegurando que «lo primero es la salud», y si bien habrá que revisar las inversiones previstas e incluso renunciar a algún proyecto, la intención es en el mes de mayo rediseñar un calendario de puesta en marcha de políticas económicas para reactivar la economía de la ciudad.

Aunque habrá que cuantificar estas medidas, lo que sí tiene claro es priorizar a aquellas actividades más dañadas por la situación de confinamiento, recordando que hay grandes eventos como la romería de Alarcos o la Feria del Libro que se verán muy afectadas por la paralización de la actividad económica.

«Revisaremos el tema de inversiones pendientes porque esto cambia la vida y la calendarización. Estableceremos ayudas directas a empresas pero siempre viendo qué sectores se están viendo más afectados», ha detallado.

En esta línea, ha reconocido que se está planteando «renunciar a algún proyecto», aunque habrá que recalcular el presupuesto y ver a dónde van a parar las inversiones. En el mes de mayo, asegura, ese calendario estará diseñado, siempre primando garantizar la salud.

CIUDAD REAL HA RESPONDIDO «CON RESPONSABILIDAD»

En opinión de la alcaldesa de Ciudad Real, ante una situación «tan difícil» los vecinos están respondiendo «con responsabilidad».

Desde el primer momento se ha dejado notar que los ciudadrealeños «son responsables y están cada vez más concienciados», algo que ha agradecido.

El peor momento en lo que va de cuarentena lo fija Pilar Zamora en los primeros días, ya que desde el 11 de marzo se empezaron a suspender actividades y a restringir la vida pública, «decisiones muy rápidas porque la situación iba deprisa».

Pero de todas las situaciones difíciles «uno puede sacar lecciones», si bien lo importante es «tener un aprendizaje» de todas las circunstancias.

Ahora, para Zamora lo que queda claro es la importancia de contar con un sistema público de salud tan potente, algo a lo que ha sumado la «enorme solidaridad» que están demostrando los ciudadrealeños.

También es clave «relativizar» en lo personal, algo que ella desvela haber aprendido al enfrentarse a su enfermedad desde hace dos años. «Y lo sigo aprendiendo».

Ahora confía en que la política «quede a un lado» sobre todo en el plano municipal, ya que en las ciudades «todos se conocen y nadie entendería que entráramos en una batalla».

Hasta ahora asegura que la línea «ha sido positiva» en cuanto a las relaciones con los grupos de la oposición, aunque sí que repara en que «cada vez está más alterada» y plantea «cuestiones y críticas» fuera de lugar.

«Tenemos que seguir trabajando. Hay momentos de flaqueza, pero vamos a salir, desde el convencimiento de que hay una meta a la que vamos a llegar todos juntos», ha dicho Pilar Zamora dirigiéndose a sus vecinos, extendiendo su pésame a todos los familiares y allegados de las víctimas y mandando un mensaje de «fuerza, lucha y esperanza».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here