Una veintena de establecimientos participarán en la XIV edición de ‘Tapearte Ciudad Real’, que se celebra del 9 al 18 de octubre, en busca de conseguir la mejor tapa de la capital de este 2020.

Dieciséis de ellos maridarán su propuesta con vinos de bodegas de la provincia, «poniendo en valor también los caldos de la tierra», y seis lo harán con tapas aptas para celíacos, según ha adelantado la concejala de Promoción Turística y Festejos, Eva María Masías.



«Desde el Ayuntamiento de Ciudad Real y Turismo con ‘Tapearte Ciudad Real 2020’ pretendemos aportar lo que está en nuestra responsabilidad para apoyar a este sector tan nuestro, tan de todos para salvar empresas y para salvar empleos», ha afirmado.

En esta edición, se ha decidido no cobrar ninguna cuota de inscripción para la participación en el concurso, «debido a la difícil situación que estamos viviendo, siendo el sector de la hostelería uno de los que más está sufriendo la pandemia», ha informado el Ayuntamiento de Ciudad Real.



Masías ha reconocido que la hostelería desde el primer momento ha actuado con responsabilidad y cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias recomendadas por las autoridades competentes, y por ello desde el Consistorio apoyarán dentro de lo posible, de sus competencias «todas sus demandas».

La edil ha invitado a todos los consumidores potenciales del mundo de la tapa y turistas a que prueben las creaciones de los 21 hosteleros que compiten en esta edición, destacando cómo la hostelería «es un motor fundamental de la economía local, no sólo por ser un generador de empleo y riqueza, sino también por ser un dinamizador clave del turismo, siendo un sector que desempeña una importante función de cohesión social».



El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Ciudad Real, José Crespo, ha agradecido la organización de este evento, «tan importante a nivel gastronómico, y también a nivel social», subrayando el derroche de ilusión «a la hora de crear y degustar una tapa que generalmente no está en nuestra cocina a diario».

Las tapas tendrán un precio de 3 euros, incluyendo la bebida. Algunos títulos son: ‘Falso Ferrero manchego’, ‘La flor de mi secreto’, ‘Dulce beso ibérico’, o un ‘Lingote de pluma con salsa de naranja’. Este certamen, ha explicado Crespo, «nos va a dar la oportunidad de explicar a nuestros clientes y vecinos el civismo que existe en la hostelería».



«Hay que mantener el espíritu vivo y de paso probar que la hostelería es segura, y que la felicidad puede convivir con la ambigüedad en la que nos encontramos. La vida tiene que continuar, decía, y los bares estamos dispuestos a hacerlo, eso sí, con todas las medias de seguridad», ha afirmado Crespo.

PREMIOS

Este año los premios incrementan su cuantía «para apoyar el esfuerzo de nuestros hosteleros». El primer premio estará dotado de 600 euros más diploma, el segundo de 400 euros más diploma y el tercero de 200 euros más diploma.

Además, habrá un premio al mejor maridaje dotado con 500 euros, junto a un premio a la mejor tapa de cine, que otorgará el Festival de Cine de Emergente de Castilla-La Mancha, FECICAM, dotado con 200 euros más trofeo, que se entregará en su gala de clausura.

El público también podrá votar por las mejores tapas, pero este año a través de un código QR que encontrarán en los establecimientos.

Para evitar la manipulación de objetos no habrá los tradicionales folletos de otros años que debían sellarse, sino que la votación del público se llevará a cabo de forma ‘on line’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here