La función de esta oficina es facilitar y promocionar la celebración de eventos y congresos en la ciudad aprovechando su buena situación geográfica y atractiva oferta turística

El sector del turismo ha sido uno de los más golpeados por la actual crisis, incluido el “turismo de negocios”. Sin embargo, se espera que poco a poco la situación se normalice y que la recuperación del sector vuelva a situar al turismo de negocios como una excelente oportunidad económica para España.



El turismo de negocios ha visto en la celebración de congresos o convenciones que atraen a cientos de personas, la oportunidad para promover la oferta turística de las ciudades que acogen estos eventos. En este caso, la visita a la ciudad se realiza por motivos laborales, lo cual no significa que esos visitantes tengan que quedarse encerrados en sus habitaciones de hotel cuando terminan sus reuniones y conferencias. Estos congresos suponen un gran escaparate de promoción turística para las ciudades, también para Ciudad Real, que reúne las condiciones para ser un referente de este tipo de turismo en España.

Se trata de un sector que, según datos de Hosteltur de principios de 2020, solo en España, genera unos 20.000 millones de euros anuales y crece un 2-3% al año. En los últimos años se ha potenciado este turismo de negocios, reforzando las infraestructuras que atraigan la celebración de este tipo de convenciones internacionales a un país que de por sí es líder en el sector turístico. En la última década, se ha multiplicado el número de congresos internacionales celebrados en España: de 347 en 2008 a 578 en 2019, habiendo alcanzado un máximo de 595 en 2018.



La situación geográfica de Ciudad Real y las comunicaciones que permiten una rápida comunicación con otras provincias, unido a su variada y completa oferta turística, la convierten en un excelente candidato a ser un referente en el turismo de negocios a nivel nacional.

Para facilitar la organización de congresos en la ciudad, se creó el Quijote Convention Bureau, dependiente de Turismo Castilla La Mancha. No es extraño que el nombre de esta oficina de promoción turística haga referencia al Quijote, puesto que es una marca muy reconocible, tanto a nivel nacional como internacional, que define a toda la provincia.



El Quijote sigue estando de actualidad, y da nombre tanto a las nuevas Rutas del Quijote centradas en actividades deportivas y de ocio, como a una oficina para la promoción del turismo de congresos.

El Quijote Convention Bureau forma parte, desde abril de 2008, de una red más amplia de ciudades de congresos, el Spain Convention Bureau, entidad en la que se encuentran un total de 56 ciudades españolas.



En esta iniciativa del Ayuntamiento de Ciudad Real colaboran más de 30 empresas de distintos ámbitos, no solo de la hostelería, sino también empresas de iluminación y sonido, de catering o incluso bodegas. La idea es poder abastecer a los clientes de todo lo que necesiten para la celebración de sus congresos y, al mismo tiempo, ofrecerles una gran experiencia de viaje en su visita a Ciudad Real.

En la infraestructura que integra el Quijote Convention Bureau se incluye el Hospital General Universitario, la estación de AVE, el Campus Universitario o una serie de edificios municipales históricos que el Ayuntamiento cede de manera gratuita para la celebración de este tipo de eventos.



Entre los edificios que se pueden utilizar como sedes de reuniones, Ciudad Real puede presumir de poder ofrecer algunos muy singulares y únicos. Un ejemplo es el histórico Antiguo Casino, inaugurado en 1887, pero que ha sabido adaptarse a los tiempos perfectamente; en él no encontraremos las típicas ruletas de los casinos convencionales, sino diferentes estancias que han ido adoptando distintas funciones a lo largo del tiempo y que, hoy en día, se utilizan para reuniones, celebraciones de eventos o cócteles. Otras sedes singulares son el Museo Municipal de El Quijote y el Museo Municipal López-Villaseñor, o el propio Paraninfo del Rectorado de la Universidad de Castilla La Mancha. En la UCLM se encuentra también el espacio de reunión con mayor capacidad, el Paraninfo Luis Arroyo, que puede acoger a 1006 personas.

Destacan también sedes como la Cámara de Comercio o las modernas instalaciones del Conservatorio de Ciudad Real “Marcos Redondo”, a las que se trasladó el Conservatorio Profesional de Música en 2007 después de haber tenido la sede durante varios años en el Antiguo Casino.



Ciudad Real ofrece lugares históricos que se pueden adaptar a las necesidades actuales de la organización de congresos, y cuenta con la logística, las infraestructuras, la oferta cultural y gastronómica que hacen que esté en las condiciones adecuadas para convertirse en referente del turismo de negocios. Un sector con visos de despuntar para otoño, puesto que el Quijote Convention Bureau, después del desplome de 2020, empieza a recibir peticiones para septiembre-octubre.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre