La presidenta de Andalucía y aspirante a la Secretaría General del PSOE, Susana Díaz, consideró este domingo que la decisión de Podemos de no apoyar os Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2017 es una «intromisión» en el proceso de primarias que está viviendo el PSOE.



A su entender, su forma de hacer política, con unas exigencias «extremas», luego no se traduce en hechos concretos que beneficien a los ciudadanos. Buena muestra de ello ha sido su postura de no apoyar los Presupuestos regionales, que, ha dicho, va a tener una repercusión negativa en la región.

Díaz valoró el trabajo realizado por el actual presidente regional, Emiliano García-Page, presente en el acto, para recuperar los derechos y servicios para los ciudadanos de la región tras el mandato de la legislatura pasada de la ‘popular’ María Dolores de Cospedal.

También reconoció que García-Page es uno de sus «grandes apoyos» en este proceso de primarias, como lo han sido, ha dicho los diputados nacionales por Ciudad Real, Isabel Rodríguez y José María Barreda, el secretario general del PSOE, José Manuel Caballero, o el actual presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero.

A todos ellos, reconoció se dirigió en los momentos previos a tomar la decisión de presentarse a las primarias, dentro del conjunto de consultas que hizo, ha remarcado, como numerosos militantes de toda España.

Pide a los socialistas centrarse en un nuevo proyecto de país

Susana Díaz, pidió a los militantes socialistas que no se centren en «el morbo interno» que se ha generado por el proceso de primarias y que trabajen con vista a unas próximas elecciones generales para presentar a los ciudadanos un «nuevo proyecto de país».



Díaz participó en Ciudad Real en un acto de precampaña de las primarias socialistas, acto al que asistieron unas 800 personas, entre ellas, el presidente regional, Emiliano García-Page, el secretario provincial y presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, los diputados nacionales Isabel Rodríguez y José María Barreda, los senadores Jesús Martín y Nemesio de Lara, así como consejeros del Gobierno regional y los alcaldes de las principales localidades de la provincia.

Díaz señaló que la disputa entre los tres candidatos que se han presentado a las primarias llama mucho la atención, sobre todo entre los medios de comunicación, pero ha señalado que lo importante está en lo que PSOE «quiere para este país».

En este sentido, apostó por un «pacto entre generaciones», basado en la educación, la defensa de la sanidad pública, la dependencia, la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres y la lucha contra el «terrorismo machista».

Díaz indicó que admite el reto de ser candidata y, en su caso, llegar a dirigir el partido, con «gran responsabilidad» y pidió a todos los militantes una responsabilidad que viene, según ha puntualizado, de las cosas que el PSOE ha hecho por este país cuando ha gobernado y de las cosas que aún quedan por hacer.

Susana Díaz, durante su intervención, hizo varias llamadas a la unidad dentro de las filas socialistas durante el proceso de primarias y una vez conocido el resultado, dado que ese proyecto de país al que se ha referido no se podrá llevar adelante si no se cuenta con esa premisa.

La aspirante a la Secretaría General del PSOE agradeció los apoyos que está recibiendo, citando en especial, en esta ocasión, el de dos ancianos de 103 y 101 años de Málaga y Alicante, que la han avalado, lo que, indicó, le da aún más fuerza para seguir adelante para seguir trabajando por el proyecto socialista basado en la «igualdad, la libertad y la justicia».



Finalmente, cuestionó la política económica del PP y ha criticado que los Presupuestos para este año «no se ajustan a la realidad», preguntándose cómo se puede decir que van a mejorar los ingresos del Estado, si las previsiones de crecimiento económico son más bajas que el año pasado. Sobre este punto,indicó que esto tendrá su repercusión en las pensiones, cuya financiación ha puesto en duda.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre