El portavoz adjunto del PP de Castilla-La Mancha y senador, Miguel Ángel Rodríguez, ha manifestado en relación a la reforma de la Administración Pública planteada por el Gobierno que “lo que verdaderamente le molesta al Partido Socialista es que acabará con el clientelismo, con el enchufismo y con el derroche en las administraciones”.

Así, Rodríguez ha indicado que “es una pena que los socialistas estén haciendo bandera política de este asunto” y les pide que “dejen de dar la espalda a una ciudadanía que demanda una reforma estructural en nuestra Administración Pública a todos los niveles”. MA-rodriguez


Advertisement

En este sentido, el portavoz popular ha subrayado que se trata de una reforma esperada desde hace muchos años, ya que la Administración actual es “demasiado cara, lenta y poco eficaz”.

Además, ha defendido la reforma en marcha “porque evitará duplicidades y garantizará servicios de calidad a un menor precio para los ciudadanos buscando, además, ahondar en la transparencia”. Rodríguez ha insistido en que “se mejorará la gestión sin reducir servicios” dado que habrá más coordinación y se simplificará la burocracia.



Al hilo de esta cuestión, Miguel Ángel Rodríguez ha recordado que la reforma de la Administración Pública arrancó desde el minuto uno de la toma de posesión del Gobierno de Rajoy con medidas pioneras que buscaban un control exhaustivo del gasto público y que están dando resultados, como es el caso de la reducción de empresas públicas, fundaciones, altos cargos, sueldos e indemnizaciones.

Asimismo, el portavoz adjunto del PP regional ha subrayado que María Dolores Cospedal ha sido ejemplo a nivel nacional de austeridad y ejemplaridad reduciendo el número de los altos cargos en un 50%, la figura del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, las empresas públicas, las embajadas en el extranjero, el número de delegados provinciales y suprimiendo el sueldo de los diputados o los “pluses” de los ex altos cargos socialistas, entre otras medidas.



Por último, Miguel Ángel Rodríguez pide al PSOE “que en vez de fomentar la crispación, escuche a la calle, una calle que está exigiendo medidas de responsabilidad y ejemplaridad por parte de la clase política, una calle que no puede entender que los que arruinaron a esta región tengan el descaro de seguir luchando por sus privilegios sin importarles lo más mínimo que ya haya tanta gente que lo está pasando mal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here