La vicesecretaria de Comunicación del PP de Ciudad Real, Lola Merino, ha asegurado en relación a las protestas de alcaldes socialistas frente a la sede de la Delegación de la Junta de Comunidades que “el PP no va a permitir que el PSOE haga demagogia con los que peor lo están pasando” y que “las 261.542 personas que no tienen un empleo en Castilla-La Mancha se merecen, como mínimo, un respeto por su parte”.lola-merino

Merino ha insistido en que los alcaldes “deben hacer política en sus ayuntamientos” y que “para hacer política regional están las Cortes, que es donde se deben plantear y debatir estos asuntos, no en la calle montando un circo y siendo las marionetas de Emiliano García-Page y Josele Caballero”. A su juicio, “es una vergüenza que los que dejaron sin pagar planes de empleo a los ayuntamientos desde el año 2008; sin pagar a muchas empresas que han tenido que despedir a sus trabajadores e incluso cerrar, que los que dejaron sin pagar a asociaciones de jóvenes, a las asociaciones empresariales o la Universidad tengan el descaro de montar semejante espectáculo”.


Advertisement

La vicesecretaria de Comunicación ha apuntado que los socialistas “saben lo que hicieron en Castilla-La Mancha, saben que gastaron más de lo que había, que nos dejaron en la ruina más absoluta y una deuda de 10.800 millones de euros que ahora estamos pagando todos los castellano-manchegos”. “Ellos saben lo que hicieron con nosotros aunque lo mantuvieran oculto y por eso amenazaban con que íbamos a ser la primera comunidad autónoma rescatada e intervenida”, ha aseverado.

Merino entiende que “si a los socialistas les preocupan de verdad los problemas de los ciudadanos de esta región, deberían empezar predicando con el ejemplo”. Y ha recordado que se opusieron a la iniciativa de Cospedal de suprimir los sueldos de los diputados regionales y que se oponen a reducir el número de diputados a la mitad, sin olvidar que se adjudicaron un sobresueldo para ganar -al abandonar la vida política- entre 600 y 1.000 euros más que cualquier ciudadano por realiza el mismo trabajo, un privilegio que Cospedal anuló pero que ellos recurrieron.


Advertisement
Advertisement

Además, y aprovechando que mañana se va a llevar este asunto a las Cortes, Merino ha recordado que el presidente Bono tiene dos secretarias, un chófer, un coche oficial y un despacho que pagaremos los ciudadanos durante el mismo tiempo que ha estado en política, una prebenda que Cospedal también va a anular.

“Los castellano-manchegos tienen que saber que los socialistas sólo defienden sus sueldos, sus privilegios y sus prebendas y que utilizan a los que peor lo están pasando para hacer demagogia”, ha subrayado.



Frente a esta oposición “que sólo mira por su bolsillo”, Merino ha destacado que tenemos a un Gobierno “comprometido, responsable y que pone en marcha política de empleo que generan puestos de trabajo y que permiten a los ciudadanos vivir con dignidad, pegar sus hipotecas y afrontar los gastos del día a día”.

Además, Lola Merino ha apuntado que, en los dos últimos años, se han invertido 352 millones de euros en políticas de empleo en la región, 26 millones en planes de empleo joven, 31 millones en talleres de empleo y en el PICE, 3,5 en el Plan de Fomento a la Contratación, 2,5 en un plan para el comercio; 4,5 en innovación empresarial y 3,5 para fomentar el autoempleo, “políticas de empleo que empiezan a dar sus frutos y que han permitido que el paro haya bajado durante los tres últimos meses”.



Por último, Lola Merino ha destacado que “crear empleo también es apoyar a los pequeños y medianos empresarios de la región”, y ha recordado que hace un año, el Gobierno de Cospedal pagó 3.000 millones de euros en facturas a empresas de Castilla-La Mancha (1.000 millones en Ciudad Real) que el anterior Ejecutivo socialista dejó sin pagar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here