La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha anticipado este jueves que las fiestas de Alarcos y la Pandorga no podrán realizarse este año «tal y como se conocían», haciendo mención a las dificultades y restricciones producidas por la pandemia.

«No creo que podamos meter a 20.000 personas en una carpa, como se ha hecho otros años, o hacer una romería», ha lamentado la regidora municipal, a preguntas de los medios tras una rueda de prensa.



También ha reconocido que «a fecha de hoy», todavía se desconoce si se suspenderán las fiestas de Alarcos, Pandorga o la feria, añadiendo que tendrán que seguir siendo prudentes porque «la cuarta ola no tiene que llegar nunca».

«Es algo que anunciará la concejal de Festejos, pero se está viendo cómo siguen las medidas, con cierres perimetrales, el toque de queda y limitaciones en la hostelería, por lo tanto debido a la evolución de la pandemia en Ciudad Real, que ahora es mayor, hay que tener la máxima precaución», ha dicho Zamora.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre