Know your roots

El Museo López Torres de Tomelloso acogerá entre el 6 y el 30 de abril una exposición de pintura de Alejandro Hermman. La muestra, que se inaugurará el jueves a las 20:30h.

Alejandro Hermann, de nacionalidad austriaca, nació en Buenos Aires, Argentina (1950). Después de estudiar en Brasil se instala en Europa y empieza a trabajar en la embajada argentina de París.



En 1986 se desplaza a Viena donde comienza su carrera como pintor. Enamorado de Marbella desde que la conoce en 1974, veinte años más tarde se instala definitivamente en la Costa del Sol y decide dedicarse exclusivamente a la pintura.

Su obra ha sido expuesta en galerías ferias de arte de países como Alemania, Suiza, Austria, Francia, Italia, Inglaterra, Rusia, Dinamarca, Mónaco, Suecia y Estados Unidos, además de en numerosas ciudades de la geografía española. Esta variada experiencia artística ha permitido que sus cuadros se hayan visto incluidos en colecciones privadas de alto valor por todo el mundo.

Hermann, enamorado de Leonardo, es un pintor que combina con descaro y afirmación el realismo con el informalismo y la pintura abstracta. Como para Da Vinci, las manchas son muchas veces el punto de partida de sus creaciones y de esta manera en ocasiones sigue los preceptos del pintor renacentista.

Para poder experimentar los cuadros de Alejandro Hermann, descubrir su talento artístico y su excepcional estilo, hay que vivir la fuerza y la belleza que estos transmiten.

Alejandro, dice de sí mismo que es un hombre simple, que lucha por estar en paz y armonía con su interior y su arte, al que él mismo define como una mezcla de expresionismo, realismo y onírico espiritual.

A pesar de la multitud de estilos y materiales con las que el artista trabaja, todos sus obras tienen una cosa en común: inspiran al espectador a pensar y la clave de su éxito, es la representación psicológica del personaje y su estado anímico y espiritual.



Para Alejandro Hermann, su gran maestro es Leonardo Da Vinci a quien considera el verdadero genio. En varios de sus cuadros utiliza el estilo claroscuro, característico de la pintura de Leonardo: la delicada transición de la luz a la sombra cuando un tono más claro se funde con otro más oscuro.

El uso de contrastes acusados entre los volúmenes iluminados y los ensombrecidos del cuadro. Esta técnica pictórica le permite destacar más efectivamente la figura central iluminada por una fuente de luz ausente del plano del cuadro.

Es difícil definir la creatividad y originalidad de este artista tan polifacético. Hay que experimentar sus cuadros, para poder sentir la elegancia y el impacto de sus obras y poder apreciar su alto valor de intercambio entre el arte enrebeldía, libre de competencia, con el arte comercial, más competitivo.

Tras una trayectoria caracterizada por el arte figurativo , llega a un tramo del camino que le conduce a una abstracción de las ideas ,plasmadas con técnicas innovadoras como los óxidos en relieve o los pigmentos sobre diferentes superficies que dan la posibilidad al que observa la obra de participar en ella activamente completando las figuras insinuadas por el artista con sus propios sentimientos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre