Silja Götz 11

Dentro de la colaboración, que por segundo año consecutivo, realiza el Centro de la Mujer con la Escuela de Arte “Antonio López” de Tomelloso, este jueves tuvo  lugar la charla de la ilustradora Silja Götz bajo el título “Profesión: Ilustradora”.  También se puede contemplar una selección de sus trabajos en una exposición que convivirá con la muestra de los trabajos fotográficos que los alumnos del Grado Superior de Fotografía han realizado bajo la temática Arte-Mujer.



La concejala de Igualdad, Ana Valentín, subrayó que desde que la Escuela de Arte propuso esta actividad al Centro de la mujer tuvieron claro que se debía continuar con ella. Esta actividad, señalaba, va muy ligada a la campaña que se ha llevado este año. Tanto imagen como palabra tienen mucho que decir a la hora de hablar de igualdad y es verdad, manifestó que la Escuela de Arte hace un trabajo muy importante en este campo, por lo que anticipó la colaboración entre el Ayuntamiento y el centro de cara a sucesivas campañas.

La actividad está enmarcada dentro de las actividades del Día Internacional de la Mujer, nos explicó la Jefa de Estudios de la Escuela, Marisol Angulo. Señalo que queriendo dar continuidad a la primera ocasión que el centro colaboró con el Centro de la Mujer, este es el segundo año de actividades conjuntas.  El objetivo de la actividad es proseguir con la labor de concienciación, señaló la profesora, de reivindicación en favor de la paridad y la igualdad de género, realizándola desde el punto de vista del arte. Desde la Escuela de Arte se va a intentar que cada año una mujer comprometida con el arte, participe en estas charlas.

Silja Götz desde que terminó sus estudios de diseño en Hamburgo trabaja la ilustración desde el punto de vista práctico. Esto es, señalaba Marisol Angulo, lo que significa un artista hacia un proyecto con una finalidad concreta, es decir, que trabaja por encargo y por tanto lo hace para un cliente. Así, crea la obra en base a los trabajos que le solicitan, lla mayor parte de ellos vinculados as diseño editorial, prensa o diseño web. Además, la temática de la mujer y la identidad femenina estás de manifiesto en muchos de sus trabajos.

Silja Götz explicó en la conferencia la trayectoria que ha vivido hasta llegar al momento en el que se encuentra actualmente, como se convierte uno en ilustrador, “que es un trabajo un poco inusual”. Dejó claro que ella es autónoma, sin jefes fijos y que, por tanto, “te tienes que buscar la vida todos los días”. Explicó al auditorio lo que ha tenido que estudiar, como se ha preparado o lo que es la ilustración y que la diferencia de las bellas artes “normales”. Una de esas diferencias es que “tenemos clientes” y que siempre hay un concepto “que tenemos que ilustrar, que iluminar”. Los ilustradores no son del todo libres, como el resto de los artistas, pero deben ser creativos al servicio de alguien, que “a veces es más divertido que serlo al servicio de unos mismo”.

La artista nos contó en los prolegómenos de la charla que llegó a España en una suerte de “Erasmus” privado para aprender el idioma y cambiar de artes. Pero las cosas le fueron tan bien a Silja Götz y se enamoró tanto de Madrid “que al final me quedé”.  La ilustración, a pesar de ser la “hermana pobre de las artes”, debe estar bien hecha, inteligente, realizada con elegancia y conocimiento: tiene que gustar al alguien.

Silja bebe de la ilustración de periódicos y de modas, que tiene una gran tradición, explicaba. Sus artistas de referencia pueden cambiar cada día, nos advertía y no solo son ilustradores, pero siempre hay algunos que admira mucho. De entre ellos destaca a  René Gruau, Ricardo Casas o Maurice Sendak.

Nos señalaba que ella no se atrevería a adivinar si un ilustrador es hombre o mujer viendo simplemente la obra. Nos dijo Silja Götz que a las mujeres les gusta dibujar mujeres “nos tenemos a nosotros como referencia y a mí me pasa, si tengo que dibujar un ser humano, naturalmente me sale una mujer”.

Afincada en Madrid comenzó su carrera profesional como diseñadora para Allegra Magazine en Hamburgo hasta que decidió lanzarse como diseñadora independiente en 2001. Desde entonces ha trabajado para clientes tan importantes como Vogue (Japón, Reino Unido, Australia), The New Yorker (EE.UU.), Nylon Magazine (EE.UU.), Neón (Alemania), Vanity Fair (España), Daily Telegraph (Inglaterra), El País (España), Amazón o Ebay, por citar algunos de los más relevantes.

[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157666565451676]



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre