Guardia Civil Seprona

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Daimiel imputó a una persona, el pasado día 24 de abril, como presunta autora de un delito contra la fauna y maltrato de animales domésticos, considerándole presunto responsable de la muerte de dos caballos y un perro por inanición.


Advertisement

Esta actuación se llevó a cabo gracias a una llamada telefónica recibida en el Centro Operativo Complejo de la Guardia Civil (COC.), a través del teléfono de atención permanente, 062, en la que un ciudadano comunicaba que emanaban malos olores del cadáver de un caballo  que yacía en una parcela de la localidad de Daimiel.

Efectivos de la Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de Daimiel se desplazaron a la zona  y localizaron  el solar en el que se encontraba el cadáver del caballo, junto al que había otro caballo que presentaba un grave estado de desnutrición y deshidratación.



El SEPRONA de la Guardia Civil y los veterinarios de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, que habían sido requeridos por los agentes, localizaron otro caballo muerto en el interior de un foso,  cubierto de agua y tapado por paja. Para completar la escena, descubrieron también, en una nave contigua, el cuerpo sin vida de un perro, de raza pitbull, en un avanzado estado de descomposición.

Los veterinarios determinaron que todos los animales habían muerto por  inanición debido al abandono del que habían sido objeto por su propietario, quien no realizaba los cuidados necesarios para atenderlos debidamente.

D.T.L., de 34 años de edad y vecino de Daimiel, arrendatario del solar y propietario de los animales, fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de maltrato de animal doméstico.

Las diligencias instruidas, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Daimiel.

El Ayuntamiento de Daimiel dispuso la retirada de los cuerpos de los animales muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here