La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha llevado a cabo una actuación para restaurar una de las piezas más importantes con las que cuenta el Museo de Ciudad Real. Se trata de una espada falcata de hierro, procedente de una de las necrópolis del ‘oppidum ibérico oretano’ del yacimiento de Alarcos.

Descubierta en octubre de 2012, se habían detectado en los últimos meses problemas que afectaban a su integridad estructural. Esta circunstancia ha llevado a realizar una intervención de urgencia financiada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y realizada por la restauradora Isabel Angulo, ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.



Tras una laboriosa y delicada intervención, la pieza ha sido restaurada y consolidada, recuperando su integridad estructural y su esplendor original. Esta falcata puede verse ya de nuevo en la exposición permanente de este museo.

Próximamente, en el Blog Cultura Castilla-La Mancha se publicará un artículo con los detalles de la restauración.



La viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz, ha indicado que ésta es una pieza excepcional del patrimonio castellanomanchego y única en la provincia de Ciudad Real, debido a su indudable interés histórico, así como a la riqueza de su decoración, ya que cuenta con empuñadura rematada en cabeza de felino y está nielada de plata, tanto en ambas caras de la hoja como en la empuñadura.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre