fermin gassol

Fuente: diocesisciudadreal.es



«Menos personas atendidas que el año anterior, pero necesitadas de mucha más ayuda»; es un buen resumen de la actividad de Cáritas en el año 2013 que han presentado esta mañana Fermín Gassol, Director de la institución en la Diócesis y Dolores Olmedo, responsable de Comunicación.

La Memoria es el testimonio escrito de lo realizado el pasado año, «datos que muestran los quehaceres, compromisos y desvelos de muchos voluntarios compartiendo con los más débiles sus tiempos, capacidades, ilusiones, pero sobre todo su fe», ha dicho Gassol en la presentación porque «lo que esta memoria no puede plasmar de manera material es su vocación, su dimensión trascendente, cristocéntrica, que impulsa todo el quehacer de la Iglesia y, por tanto, de Cáritas». Una «dimensión vertical», continuaba el director, para recordar que «el hacer de la Iglesia no es fruto de nuestra sola voluntad, sino que está sustentada permenentemente en lo que Cristo desea de nosotros. La labor del voluntario es un medio necesario para llevar el amor de Dios a quienes más necesitan de él». Con esta acertada introducción, Gassol deja claro que la labor «no busca ningún record», sino que cada acto, por pequeño que parezca, tiene un valor absoluto porque es testimonio del amor de Dios.

Esta «oferta de liberación plena, de salvación», que se plasma anteponiendo las necesidades del prójimo a las nuestras, es lo que muestra la Memoria, grandes datos traducidos de pequeños gestos de amor, la expresión del servicio cristiano de la caridad. En sus introducción, el director ha recordado las palabras de su antecesor en el cargo, Manuel Piqueras: «Cuando pase esta crisis, a la sociedad se la juzgará por la dignidad con que haya tratado a las personas más necesitadas».



Por su parte, Dolores Olmedo, responsable de Comunicación de Cáritas Diocesana, ha explicado los datos de la Memoria, recordando que «no son números sin más, sino personas que nos importan y afectan». A través de los distintos programas, Cáritas atendió en 2013 a 10.812 personas, un 2 % menos, que en cambio, se ha traducido en un 47 % más de ayudas. De esto se traduce que las mismas personas, explicaba Olmedo, «vienen con más frecuencia y necesitan más ayuda». De todos los atendidos, 5.883 son hombres, 4.929 mujeres; 5.144 de nacionalidad española y 5.668 extranjeros. En cuanto a la edad, la responsable de Cominicación destaca que el 87% está en edad laboral, un 7% son mayores de 65 años y un 6% son menores de 16 años. A lo largo de 2013 se han realizado 17.844 acciones de orientación e información y se han derivado a 2.967 personas a otros recursos sociales.

Por otro lado, aunque básico para la atención de los necesitados, el pasado año se celebraron 16 cursos de formación de voluntariado para 249 asistentes. En total, nuestra Iglesia cuenta con 1.218 voluntarios en los programas de Cáritas.

Pero Cáritas no solo ayuda a los más cercanos, sino que apoyó 11 proyectos con presencia en 6 países: Bolivia, Ecuador, Perú, RD del Congo, Congo Brazzaville y Jerusalén.



Datos económicos

Cáritas Diocesana de Ciudad Real gastó en el año 2013 en sus distintos programas 3.461.417,60 € de los que el 35 % vienen de Fondos Públicos, mientras que el 65 % son recursos privados: colectas en las parroquias, campañas especiales como el Corpus Christi, donaciones directas de los fieles o de cualquier persona, sea creyente o no, que colabore con la labor de la institución.

Aquí se puede descargar la Memoria Institucional 2013 de Cáritas Diocesana de Ciudad Real.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre