El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha revisado esta misma mañana las consecuencias materiales que ha generado la tormenta de pedrisco en el Palacio Provincial, sede de la Institución. En un recorrido acompañado por la vicepresidenta, Noelia Serrano, y el diputado, Dionisio Vicente, Caballero ha escuchado las indicaciones de la jefa del Servicio de Arquitectura tras la revisión de daños. Asimismo, los responsables de mantenimiento y de electricidad han estado presentes para hacerles partícipes igualmente de la situación en esos ámbitos.

Al tiempo que recorrían este edificio, que en 2018 celebró su 125 aniversario y que reúne un innegable valor artístico, histórico y patrimonial, los empleados públicos han dado a conocer también al presidente los estados de otras de las dependencias de la Diputación. El Centro de Servicios Sanitarios y Asistenciales, la residencia universitaria Santo Tomás de Villanueva y el CEX necesitan, como el propio Palacio, trabajos de arreglo en canalones, tejas y hasta en las placas solares que tienen instaladas. Muchas de las claraboyas de los centros se han visto afectadas e incluso el nuevo pabellón ferial necesitará pequeñas reconstrucciones.



En concreto, el Palacio Provincial ha sufrido daños importantes en una de sus cúpulas y en la cubierta que se sitúa sobre las cristaleras del techo de los dos patios, el propio despacho del presidente ha sufrido filtraciones de agua.

Para solucionar todos estos desperfectos, José Manuel Caballero ha mantenido una reunión con dichos responsables de área y ha puesto sobre la mesa la urgente necesidad de realizar un estudio por cada instalación, garantizando así la seguridad para todos los trabajadores, la conservación del valor cultural de la sede y la mejora en todos los aspectos del resto de dependencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here