El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha recibido esta mañana con satisfacción los datos del paro, una estadística que deja en evidencia, según ha destacado, que en julio de 2017 hay más de 9.000 parados menos que hace dos años, cuando se inició el mandato 2015-2019 en las Administraciones locales. Y también 3.723 desempleados menos que hace un año, a lo que hay que unir que la trayectoria descendiente se viene apreciando de manera más significativa desde hace cuatro meses.



Caballero, que ha dicho que sin duda se trata de una evolución “optimista”, ha precisado, no obstante, que existen aún 50.000 razones para seguir trabajando conjuntamente contra el paro en nuestro territorio, en clara alusión a los planes de empleo que está ejecutando la Diputación en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y los Ayuntamientos. “Son aún muchas las persona que quieren trabajar y no pueden porque no encuentran trabajo”, ha dicho.

A este respecto, ayer mismo anunciaba el presidente de la institución provincial una inversion de 250.000 euros para que las 29 asociaciones sociosanitarias y de discapacitados de la provincia que se han acogido a los planes de empleo Diputación-Junta no se vean obligadas a pagar con fondos propios los gastos que origina el abono de la seguridad social.



Por otra parte, ha afirmado, antes de participar en la recepción de los 400 niños y niñas saharauis que pasarán el verano en Castilla-La Mancha, que los desempleados constituyen una prioridad para la Diputación de Ciudad Real. Y ha añadido que harán todo lo posible por reducir considerablemente la tasa de paro en nuestro territorio hasta índices inapreciables. Es consciente, según ha comentado, que se trata de una meta muy ambiciosa y difícil, pero ha matizado que tratándose de personas que necesitan un trabajo no se puede plantear la situación de otra manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here