Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

20140608_XV Quijote en la Calle3_AdeAlba

La Plaza de Alonso Quijano de Argamasilla de Alba acogió el pasado sábado, 7 de junio, la décimo quinta edición del ‘Quijote en la Calle’, una representación popular en la que se implican durante meses gran número de argamasilleros, tanto como parte de alguna asociación o a nivel individual.



Dice un chascarrillo del mundo del espectáculo que si quieres trabajar bien y sin sobresaltos nunca hay que hacerlo con niños ni con animales, una teoría que la directora Pilar Serrano de Menchén, no debe conocer y si la conoce, la ha ignorado más que notoriamente, pues si resulta complicado montar una representación en una plaza rodeada de gente con un caballo, un burro y en muchas ocasiones algún que otro animal, este año la fauna se ha multiplicado por dos: dos rocinantes y dos rucios; junto a más de sesenta niños y niñas, a los que se suman actores adultos, músicos y bailarines, hasta superar los más de ciento cincuenta participantes.

Coincidiendo con el IV Centenario de la publicación del Quijote que firmó Alonso Fernández de Avellaneda, y que está celebrando la localidad, la directora, a su vez autora del guion y la adaptación, ha hecho “encaje de bolillos” para poder representar en la plaza, y alternativamente, los dos Quijotes, el verdadero y el apócrifo, llegando casi a establecer un dialogo entre ambos, haciendo hincapié en la críticas y reproches que se hicieron hace cuatrocientos años, dejando constancia de ello en sus respectivas obras.



Así se representó una versión libre de la dedicatoria, prólogo y capítulos I y II del caballero manchego, escrito por Alonso Fernández de Avellaneda; y la dedicatoria, junto algunas partes de los capítulos LIX, LXXI y LXXII del escrito por Miguel de Cervantes.

Si bien la imagen de don Quijote y Sancho en estas representaciones, desde hace quince años, está identificada con José Luís Fernández Serrano y Pedro Serrano Ocaña, respectivamente; no desmereció la actuación de los trasuntos: Raúl Carretón Mañas, como don Quijote, y Santiago Martínez Rodrigáñez, como Sancho; que supieron estar a la altura de los experimentados actores, y cuyas actuaciones, las de los cuatro, mereció el efusivo aplauso del público.

Advertisement

Destacar el trabajo de Luís Miguel Serrano López, como don Álvaro Tarfe, de los pocos, junto a los protagonistas, que participan en las dos obras literarias. Un noble que, aunque ideado por Avellaneda, es llevado por Cervantes a su obra para que declare en ella que es la suya la verdadera historia de don Quijote de la Mancha. Una situación que la directora supo desmarañar y volver a entrelazar magistralmente para el público.

No faltaron a la cita, los creadores: Alonso Fernández de Avellaneda, por Javier Fernández de Carlos; y Miguel de Cervantes, por Obdulio Hilario Torres; cada uno a un lado de la plaza, separados simbólicamente como lo estuvieron hace cuatrocientos años, daban paso a las representaciones de sus personajes.


DO La Mancha 700×200

Sería muy injusto no señalar la importante participación y colaboración de los componentes de Tiquitoc Teatro, organizadores de esta representación junto al Ayuntamiento, así como la de los grupos folclóricos “Mancha Verde” y “Crisanto y María del Rosario”. También es muy reseñable la profesionalidad del vestuario de Tiquitoc a cargo de Vicenta Torregrosa Díaz y Toñi Peinado, el de peluquería y maquillaje de Consuelo Díaz-Carrasco Vázquez, todos ellos con el apoyo técnico en sonido e iluminación del equipo de José Miguel Ramírez.

Son muchos los calificativos que se suelen escuchar finalizada la representación, pero baste decir que Argamasilla de Alba pide a gritos la Declaración de Interés Turístico Regional, para un acto popular en el que cada año se suman más participantes, impulsados por el instinto quijotesco y cervantino que innatamente impregna a los argamasilleros.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here