Los vendedores ambulantes de Ciudad Real han denunciado este viernes su «situación crítica» con una protesta motorizada que ha recorrido las principales calles de Ciudad Real en la que bajo el lema ‘Mercadillos Abiertos Ya’ han reivindicado poder trabajar al cien por cien, ya que se trata de un comercio seguro al ser al aire libre.

Así lo ha manifestado la secretaria provincial de la Asociación de Vendedores Autónomos de Mercadillos (Avamer), Francisca Sánchez, en declaraciones a los medios, en las que ha mostrado en nombre del colectivo el malestar que sienten por las restricciones que han sufrido durante estos meses de crisis sanitaria.



Ha pedido a Sanidad que empiece ya a trabajar para que se tenga en cuenta la Proposición No de Ley (PNL) que se aprobó la pasada semana en las Cortes regionales en la que «todos los partidos incluido el Gobierno regional» apoyaron la venta en mercadillos como comercio seguro y esencial y que permite a los ayuntamientos ampliar espacio para que se puedan instalar el cien por cien de los puestos con la distancia de seguridad establecida legalmente.

Según ha cuantificado, en la provincia habrá unos 1.600 vendedores ambulantes y detrás de cada uno hay una familia con los gastos y compromisos económicos pertinentes. «No somos números, somos personas», ha añadido, explicando que solo piden los mismos derechos que tiene cualquier comercio, considerando discriminatorio los controles de aforos que imponen a los mercadillos frente a los de las grandes superficies, siendo estos últimos espacios cerrados.



Ha pedido ayuda para el sector por parte de las instituciones y considera que con lo que se ha conseguido en las Cortes tienen una base para poder hacerlo.El colectivo ha entregado un manifiesto con sus reivindicaciones en la Diputación Provincial, la Delegación de la Junta en Ciudad Real, la Delegación de Sanidad y el Ayuntamiento.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre