????????????????????????????????????
????????????????????????????????????

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carlos Velázquez, ha asegurado que “Page quiere tapar la condena a dos años de cárcel a su amigo Moltó por el escándalo de CCM filtrando a los medios de comunicación una auditoría realizada por una empresa privada sobre una supuesta mala gestión llevada a cabo en la radio televisión autonómica por la anterior dirección”.

Según el portavoz adjunto del GPP, Page sabe perfectamente que las cuentas de la televisión regional ya han sido auditadas por otra empresa que lo viene haciendo desde el nacimiento de este organismo, además de por el propio Tribunal de Cuentas, pero quiere tapar el escándalo del exsecretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, exconsejero, exdiputado nacional y expresidente de CCM como sea.



Asimismo, Velázquez ha recordado que Page no quiere que se recuerde que puso la mano en fuego por Moltó, al que públicamente se ha referido como «amigo» y al que invitó al congreso en el que el propio Page fue elegido secretario general, a pesar de estar ya procesado.

En referencia a las supuestas irregularidades que recoge el informe realizado a instancias de la directora del Ente de RTVCM, Carmen Amores, Velázquez quiere aclarar que se trata de una venganza llevada a cabo por Page y la propia Carmen Amores por la querella presentada por el anterior director del Ente, Ignacio Villa, contra el primer director del Ente, Jordi García Candau, y su mano derecha en aquella etapa -la propia Carmen Amores-, coincidiendo ambos con Page cuando era vicepresidente de la Junta de Comunidades.

En este sentido, el diputado autonómico popular ha recordado que la querella presentada el pasado 29 de junio de 2012 en el Juzgado número 5 de Toledo no ha agotado todavía su tramitación y que en ella se acusa a la dirección del Ente de un delito de malversación de caudales públicos, fraude y prevaricación.

En concreto, se detectaron irregularidades que podrían constituir un delito de malversación de caudales públicos por un importe total de 541.240, 24 euros más IVA.

Además, ha destacado que en aquella querella se detallaba que los directivos del ente de la Radio y Televisión de Castilla La Mancha gastaron sólo en regalos hasta 180.000 euros. Como ejemplo, cabe resaltar que se compraron hasta 30 bolsos de “Loewe”, 18 plumas “Montblanc”, relojes de lujo o 15 televisores Philips, objetos que se adquirieron para regalos cuyos destinatarios se siguen sin conocer.

Asimismo, Velázquez ha señalado que en los últimos años de mandato del PSOE en la televisión y radio pública aparecieron otras facturas correspondientes a 15 televisores de alta gama de pantalla plana por 27.382 euros; ocho reproductores de música «Ipod Touch» por 2.872 euros; quince «Ipad» por 8.751 euros, 25 radios por 5.200 euros o una cámara fotográfica por 643 euros. También se compraron en una única factura abalorios de plata para niños junto con una cámara de fotos, todo ello por más de 2.000 euros y todo ello sin ser justificado.



La anterior Dirección socialista, donde estaba la actual directora, Carmen Amores, también gastó 480.000 euros en la producción de la película «El Caballero de Don Quijote», cuyo presupuesto total pagado por la Junta de Castilla-La Mancha ascendió a 4.937.152 euros y que nunca emitió la televisión autonómica.

Por otro lado, RTVCM pagó también a una productora recién creada 597.000 euros por una gala celebrada en 2003, y también abonó 671.600 euros por otra gala que tuvo lugar en el año 2005. Además, se destinaron 11 millones de euros desde el año 2003 a la empresa “Producciones VAI” por distintas programas como «Destino Castilla-La Mancha» o «Made in Castilla-La Mancha», entre otras, y, en el caso de la productora Valle, se da el caso, de que la administradora, Ana Sastre, era además propietaria de una empresa agrícola a la que se encargaron en 2002 y 2003 un total de 200 cestas de Navidad por casi 20.000 euros.

Velázquez ha recordado que otras gestiones llamativas de la época son las de la contratación de informes «fantasma». El Ente que dirigía García Candau encargó siete informes o estudios por un valor de 276.240 euros más IVA, sin que nunca aparecieran. Tampoco se tiene constancia de la existencia de dos informes que deberían haberse hecho de acuerdo con los convenios suscritos entre la Universidad Rey Juan Carlos y RTVCM por importe de 100.000 euros más IVA.

Asimismo, se denunciaron contratos de asesoramiento con profesionales, que percibiendo ya una retribución de una empresa pública, realizaban trabajos de asesoría para la televisión autonómica por un importe mensual de 7.500 euros más IVA, con un importe total de 165.000 euros más IVA.

Por otro lado, el portavoz adjunto del GPP ha recordado también que el sueldo del anterior director del Ente, Jordi García Candau, era de 180.000 euros, un 25% mayor del que se aprobó para Ignacio Villa.

Otra operación llamativa se hizo con la empresa Sagrera Televisión, con la que se firmó en 2009 la compra de 20 capítulos de 50 minutos de ‘Historia de la Copa’, por 36.000 euros cada uno, contrato que se modificó posteriormente y se redujo la petición a 10 capítulos de 120 minutos de duración, pero sin cambiar el importe total a pagar. A la productora Media Gol Net Services, que hacía el programa «Tal como somos» se le pagaron más de 10 millones de euros en 10 años.

Además, en este despropósito de despilfarro y mala gestión destaca la compra de cesión de derechos musicales de Óperas y Zarzuelas por 269.000 euros, el pago de más de 1,7 millones de euros por dos galas en 2003 y 2005 -‘Pasarela’ y ‘Festival de la Copla’- o la contratación de un guionista en 2003 por 55.000 euros por un guion de una película que no se llegó a realizar, pero el dinero se pagó.

Asimismo, en lo que se refiere a la gestión de las producciones taurinas destaca una corrida celebrada en septiembre de 2002 desde Talavera de la Reina que costó 102.172 euros, mientras que en la época en la que Villa había gestionado la televisión el coste de las retransmisiones taurinas ha sido de entre 22.000 y 25.000 euros por corrida.

El despilfarro y sobrecostes no sólo era por el pago por servicios de productoras y retransmisiones taurinas, ya que la dirección socialista también malgastó el dinero en la compra de inmuebles: en el año 2008 se compró un local de 202 metros cuadrados por 590.700 euros en Talavera y otro en Ciudad Real con dos cocheras por 718.000 euros.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre