Jesús Fernández Vaquero_090913

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, ha avanzado esta mañana que el grupo parlamentario socialista en el Parlamento regional “va a seguir insistiendo en las medidas para mejorar la transparencia y prevenir la corrupción política que el PP no solo votó en contra durante el pasado Debate del Estado de la región, sino que incluso llegó a vetar en algunos casos”.

De esta manera, se preguntaba los motivos por los que Cospedal no quiso debatir ni apoyar medidas planteadas por los socialistas tales como “que sea incompatible ser Presidente de Castilla-La Mancha y ocupar un cargo ejecutivo en la dirección nacional de un partido político o que se publiquen las declaraciones de IRPF y de Patrimonio de los últimos 10 años, como han hecho Rajoy y Rubalcaba, de los altos cargos del Gobierno, de los diputados regionales, y de sus cónyuges”.

Además, en ese bloque de iniciativas sobre transparencia, los socialistas planteaban, asimismo, la obligatoriedad de que los cónyuges de los altos cargos y de los Parlamentarios presenten anualmente una declaración de bienes o la prohibición de que los partidos políticos reciban donaciones privadas. Por último, se exigía el cese inmediato de Ignacio Villa como director general del Ente Público Radio Televisión de Castilla-La Mancha.

Fernández Vaquero se pronunciaba de esta manera esta mañana, en una comparecencia ante los medios de comunicación en Toledo en la que hacía una reflexión ya más sosegada del Debate celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha el jueves y el viernes de la semana pasada.

Decía, en primer lugar, Vaquero, que “vimos la peor intervención de un Presidente de la Junta en este tipo de debates en la historia de Castilla-La Mancha”. Sostenía que, con la cabeza en el caso Bárcenas, así que el resultado fue una intervención en la que se demostró que “no hay Presidente, que no impulsa la acción política del Gobierno, que no tiene ni una sola medida positiva que ofrecerle a los ciudadanos de Castilla-La Mancha para resolver sus problemas”.

En este sentido, resaltaba el dirigente socialista que “Cospedal no puso encima de la mesa ni una sola propuesta en materia de empleo, ni para intentar frenar el deterioro brutal de la Sanidad o la Educación públicas”.

Fernández Vaquero insistía en que el Gobierno conocía las medidas que le ha ofrecido el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, para luchar contra el paro con un Plan de Choque que alcance a más de 40.000 parados, y no a 4.500 como la iniciativa esbozada por Cospedal en el debate, o cómo relanzar de nuevo la Sanidad y la Educación desde lo público.

A preguntas de los medios de comunicación, Vaquero valoraba el genérico llamamiento al consenso de los dos grupos parlamentarios que Cospedal hacía para acordar los Presupuestos de la Junta del año 2014. Decía que daba toda la sensación de que el Gobierno “ya tiene pensado y decidido lo que quiere hacer y lo que va a hacer con los Presupuestos y lo único que hace es dilatar las cosas y dar la sensación de que negocia”.

Así, recordaba que el Ejecutivo regional sabe qué propone el PSOE “para aumentar los ingresos, para luchar contra el paro y para atender la situación de extrema urgencia por la que atraviesan los servicios públicos esenciales en Castilla-La Mancha”.

Finalizaba Vaquero calificando de tozudez casi “insultante” la que demuestran Cospedal y sus consejeros a la hora de insistir en una política económica “que se ha demostrado que está equivocada, y que nos ha llevado a tener más paro, más deuda y peor Sanidad y Educación que hace dos años y que, si no cambia, hará que el año que viene por estas fechas Castilla-La Mancha esté aún peor que este año”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here