Salones Epilogo

Edificio Los Catalanes con el proyecto 24 razones. Villacañas. Toledo-1

Por Raquel González Rodelgo


Bodegas Verum

El imaginario del trabajo inunda las retinas de los villacañeros esta primera quincena de Agosto. En un pueblo tan afectado por el boom de la burbuja inmobiliaria, se quiere recordar al trabajador tradicional, los trabajos artesanos de antes, haciendo todo un homenaje desde el mundo del arte. Se trata de una muestra de arte urbano, de iniciativa colectiva, que ha sido posible gracias a la intervención privada de una de las fábricas textiles más antiguas de Villacañas.

El cerebro de toda la operación es Manuel Mochales, artista plástico y escultor, que ha movilizado a todo su alumnado del ESTUDIO 1906 para realizar esta intervención monumental. Pero describamos el proyecto en sí. El lugar donde sucede el evento es el edificio de Los Catalanes, cerca de las Cuatro Esquinas, una ubicación central para todo villacañero. Y concretamente, en sus ventanas: en las 24 ventanas de su cara sur de 2,74m de altura x 1,41m de ancho. Cada una de ellas ha sido cubierta por un póster de esa misma medida que representa un oficio, como ya hemos avanzado. Estos poster son fotografías y aquí es donde entra el segundo cerebro de la operación: Alejandro Rivera Simón, el director de fotografía del proyecto.


DipuCR – Sabores del Quijote

Muchas fotografías acusan calidades pictóricas por el tratamiento pastoso del color, por la composición, la luz y la escenificación elegida. El mismo fotógrafo lo explicaba en su intervención radiofónica (Radio Villacañas 30 Julio 2015 9.00h): sus referentes van desde Goya a Julio Romero de Torres, pasando por composiciones barrocas hasta el pop de las pin-up. Y todo ello para engrandecer y dignificar estos oficios manuales de antes… O si no, prestemos atención a la imagen heroica del bombero, la segadora, la cartera o el mecánico (en este caso personificado por una niña de expresión fuerte). Sus figuras se definen ante el objetivo de la cámara como las del héroe de la Odisea, Ulises, que afronta su destino con decisión.

Observamos toda una serie bien orquestada de diferentes personalidades que confluyen en el mismo fin de cubrir uno de los edificios más emblemáticos para Villacañas. El proyecto, de nombre 24 razones, se magnifica e introduce así la escala de lo descomunal en la vida cotidiana de los villacañeros. Configura un “tótem laico”, en palabras de Mochales.


DipuCR – Sabores del Quijote

El artista Mochales se alinea con este nuevo proyecto en las intervenciones de arte público no institucionalizado de iniciativa personal. Pues este proyecto es para uso y disfrute del ciudadano, por ello es arte público. Además no ha contado con el apoyo institucional, por eso

es no institucionalizado. Y la iniciativa personal no hay más que verla, pues ha puesto en movimiento a un importante grupo de personas trabajando con el objetivo común del arte. El gesto de cubrir uno de los edificios emblemas para el pueblo tiene como objetivo centrar la atención del ciudadano en la importancia del trabajo manual para salir adelante, en la lucha que ello supone. Incita al ciudadano a no rendirse, a afrontar nuevos retos y embarcarse en proyectos de búsqueda, como hizo el mítico Ulises. Explica al ciudadano que dentro de lo cotidiano y manual también encontramos lo heroico, que en nuestras rutinas pobres también somos grandes. El reto conceptual del proyecto es de una calidad humana comprometida, un compromiso combativo que se vale del poder del arte para movilizar conciencias.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here