Equipo de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos

El Servicio de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos, que gestiona el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha desarrollado un sistema informático  que permite revisar y validar la terapia farmacológica  de los pacientes. El método, que mejora la seguridad y eficiencia de los tratamientos, multiplica por tres la detección de errores de medicación.

Según el Estudio Nacional sobre los Efectos Adversos Ligados a la Hospitalización (ENEAS), el porcentaje de errores de medicación en atención especializada en España se sitúa entre el 3 y el 13 por ciento; y el Estudio sobre Seguridad del Paciente en Atención Primaria (APEAS) registra un 5,3 por ciento de errores debido a la utilización de medicamentos.

Para evitarlo, el Servicio de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos ha puesto en marcha un sistema automático que ayuda a realizar la validación de tratamientos con el apoyo de un programa informático de control de tratamientos farmacológicos.

Según el Jefe de Servicio de Farmacia, David García Marco, “el sistema  contempla variables como medicamento, principio activo, dosis, vía de administración, control de días alarmantes, control de principios activos por vías de administración, dosificación en insuficiencia renal (con valor de creatinina o sin ella en función sólo de la edad) y hepática, control de interacciones, de medicamentos semejantes, de medicamentos por sonda, de dosis mínima y de especialidades farmacéuticas por vía de administración”.

El sistema automático contiene en torno a medio millón de celdas con información de los aproximadamente 20.000 medicamentos comercializados en España.

Un  estudio muestra el ahorro de tiempo y la eficacia

Para poder compararlo con el sistema tradicional de revisión de tratamientos farmacéuticos se ha realizado una comparativa de los dos sistemas durante ocho días en cuatro hospitales (monográfico, geriátrico, intermedio de cuatrocientas camas, y de alta complejidad con más de mil camas).

Los mismos pacientes y tratamientos se analizaron por medio de los dos sistemas. Primero se realizó la revisión manual de los tratamientos y luego se hizo la automática, para evitar saber de antemano qué intervenciones son detectadas por el programa automático.

Se analizaron 3.490 pacientes diferentes con 154.611 administraciones de tratamientos. La automatización multiplica entre 2,43 a 3,64 veces las intervenciones farmacéuticas. Hay diferencias estadísticas en las intervenciones significativas y muy significativas a favor de la automatización. El tiempo empleado por el farmacéutico es muy inferior en el sistema automatizado frente al sistema tradicional.

“Los sistemas automatizados son mucho más eficientes, optimizan el tiempo que el farmacéutico emplea en la validación farmacéutica y aumentan la detección de errores en la prescripción aumentando la seguridad y eficacia de la terapia en los hospitales”, concluye García Marco.

Actualmente la experiencia se está realizando en el servicio de Farmacia de Parapléjicos de Toledo, con la idea de exportarse en breve a hospitales más grandes, de más de mil camas, alguno de los cuales ya está ya trabajando en su implantación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here