Las dos primeras semanas de vigencia del nuevo estado de alarma se han saldado en Castilla-La Mancha con un «altísimo grado de cumplimiento» de las medidas recogidas en el Real Decreto 926/2020, siendo «mínimas» las vulneraciones a las que han tenido que hacer frente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así lo ha puesto de manifiesto el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, quien ha presidido otra reunión del Centro de Coordinación (CECOR) regional puesto en marcha con el objetivo de ejecutar y analizar actuaciones operativas y de respuesta a las medidas de contención de la pandemia causada por el SARS-CoV-2 adoptadas por las autoridad competente, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.


Advertisement

En este último encuentro, que ha contado con la asistencia de los altos mandos de Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil en la región, así como del subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Carlos Ángel Devia, se han repasado los operativos puestos en marcha desde el pasado 25 de octubre, fecha en la que entró en vigor dicho Real Decreto.

Los agentes de ambos cuerpos han detectado una «drástica reducción de la movilidad durante los fines de semana», según detalló Tierraseca, tanto en las vías principales como en las secundarias; así como «escasas infracciones» de las normas establecidas en el marco del estado de alarma y decretadas por la autoridad competente delegada.


Advertisement
Advertisement

«En todo caso, la inmensa mayoría de los movimientos detectados tanto por Policía Nacional como por Guardia Civil estuvieron relacionados con motivos justificados en la propia normativa y convenientemente documentados», enfatizó el delegado del Gobierno, «como pueden ser motivos laborales o de cuidado de personas mayores o dependientes».

En la misma línea, «han sido contados los casos en los que las infracciones han desembocado en desobediencia o resistencia a agentes de la autoridad, por lo que podemos concluir que la sociedad castellano-manchega está no sólo concienciada, sino comprometida en la contención de esta segunda ola», dijo Francisco Tierraseca, que llamó a la población a «continuar en la misma línea, que es la que nos permitirá doblar la segunda curva».



No obstante, los controles continuarán durante los próximos días, y se intensificarán especialmente los fines de semana, dado que en Castilla-La Mancha siguen activas las medidas limitativas de circulación de personas en horario nocturno, de entrada y salida del territorio, y de permanencia de personas en grupos y en espacios públicos, así como en lugares de culto; al margen de las medidas específicas que la autoridad sanitaria está estableciendo de forma específica en cada uno de los municipios de la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here