La directora territorial de Telefónica en Castilla-La Mancha, Marisa de Urquía, ha avanzado que el trabajo de la compañía para desplegar la fibra óptica a lo largo de todo el territorio de la Comunidad Autónoma no se ha interrumpido durante el estado de alarma y se mantienen los planes de acabar 2020 con una cobertura total del 80% de la región.

En un encuentro digital con medios de comunicación, De Urquía ha recordado que en enero esta cobertura se colocaba en el 52% –en la actualidad ya se ha elevado al 65%–, y se pasarán del furgón de cola a ser la séptima comunidad autónoma mejor colocada.



Esta ampliación permitirá llegar a 600 de los 919 municipios de toda la Comunidad Autónoma según sus cálculos, muchos de ellos menores de mil habitantes, lo que considera «todo un éxito». «Nuestro ideal sería llegar al cien por cien», ha confiado.

Preguntada por el despliegue en el Casco Histórico de Toledo, cuya instalación se ha visto interrumpida por la crisis sanitaria, ha vaticinado que este mismo año podrá ser una realidad, después del hito de haber desbloqueado la planificación de la mano del Ayuntamiento capitalino.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre