Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Los poco menos de 80.000 kilómetros cuadrados de territorio castellanomanchego albergan en casi un millar de municipios poco más de dos millones de habitantes, lo que convierte a esta autonommía en una de las comunidades autónomas con menos densidad de población –rondando 25 habitantes por kilómetro cuadrado–, llegando a sumar decenas de municipios que apenas llegan al centenar de ciudadanos.

Las cuatro semanas de confinamiento que se cumplen este sábado se están viviendo de forma muy dispar comparando estos pequeños núcleos de población con el resto de grandes localidades de la región.


Bodegas Verum

En la Castilla-La Mancha vaciada muchos de sus alcaldes coinciden en que extremos como la solidaridad vecina, la disciplina en el cumplimiento de la cuarentena, la calma y la situación de desventaja de estos pueblos en relación con las cabezas de comarca por la falta de servicios esenciales están marcando un día a día que suma ya 28 jornadas.

VILLLATOYA, GOLOSALVO Y VILLA DE VES (ALBACETE)

La alcaldesa de Villatoya (Albacete), Mari Llanos Sánchez, ha explicado en declaraciones a Europa Press que el pueblo está «optimista» ya que la relación que hay entre los ciudadanos es «estupenda» y el confinamiento lo están llevando «de la mejor manera posible» teniendo en cuenta que ninguno de ellos ha sido contagiado por el COVID-19.



Además, ha contado que los vecinos se han organizado para hacer la compra, ya que se tienen que desplazar a otra localidad. «Siempre que uno tiene que ir, lo comenta con el resto y les hace la compra a aquellas personas que lo necesiten». Incluso, ella misma, ha asegurado que «una vez a la semana» les hace la compra a los vecinos de su calle.

Villatoya cuenta con poco más de 100 habitantes y aunque Sánchez asegura que es «pronto» y hay que ser «prudente» para pensar en el futuro y en festividades, tiene pensado cuando acabe el confinamiento y las autoridades lo indiquen «preparar actividades para reunir a todos los vecinos».


Una opción que comparte el alcalde de Golosalvo (Albacete), José Antonio Piqueras, quien asegura que «algo habrá que hacer» ya que este año «lamentablemente» no van a poder celebrar el patrón del pueblo.

Este municipio que alcanza los cien habitantes no cuenta con ningún afectado por coronavirus, por lo que están llevando el confinamiento «bien y tranquilos» aunque «preocupados», ya que «más de la mitad tienen más de 80 años» y además, muchos cuentan con familia en otras zonas de España.


Ayto Tomelloso – Tomelloso Comercial

En relación a la compra, Piqueras ha explicado que el Ayuntamiento se está encargando de hacer la compra y repartirla a todo el pueblo, «vía online». Unas compras que por el momento está pagando el Consistorio y que cuando finalice el confinamiento, según ha explicado, «cada vecino pagará al Ayuntamiento sus gastos de compra».

Viajamos hasta el municipio «más pequeño» de la provincia de Albacete, Villa de Ves, donde su alcalde, Juan García, confiesa que lo conforman cerca de 20 personas y que todas ellas «están cumpliendo el confinamiento y se están quedando en casa» y que, además, él mismo se está encargando de «desinfectar el pueblo».


Santiago Apostol

Sin ser muy «optimista», García ha expresado que cuando se levante el confinamiento la situación «no va a ser igual que antes» ya que considera que «hasta que no saquen una vacuna la gente va a seguir teniendo miedo». Por lo que, por lo pronto, ha confirmado que la fiesta en honor al patrón de dicho municipio que estaba programada para mayo ha sido anulada y que más adelante «se verá lo que sucede» con las fiestas de agosto.

YÉMEDA, VINDEL Y PORTALRRUBIO (CUENCA)

En la provincia de Cuenca, el alcalde de Yémeda, Manuel Martínez, ha explicado que desde la localidad se está respetando en todo momento el confinamiento salvo los momentos en que suben a repartir el pan y alimentos, servicio que se ha seguido manteniendo.


DO La Mancha 700×200

Además, en esta pequeña localidad de la Serranía Baja conquense el primer edil ha celebrado que de momento no se hayan declarado ningún caso ni que haya habido en estas tres semanas ningún incidente.

Con todo, Martínez ha asegurado que el confinamiento en esta localidad se está viviendo «con calma y tranquilidad», acudiendo los vecinos al centro social del municipio cuando suben a la localidad los servicios esenciales.



Desde Vindel, su alcalde, David Asenjo, ha destacado que el confinamiento en su localidad se está llevando con normalidad. Durante el estado de alarma el pan se sigue suministrando con normalidad, así como otros productos de primera necesidad.

El regidor de la localidad también ha explicado que durante estos días no ha habido ningún problema en Vindel y que dos o tres veces a la semana suben efectivos del Sescam al municipio a atender a la gente y a desinfectar puntos de la localidad.

Asenjo también ha destacado que de momento no ha habido ningún positivo por COVID-19 en la localidad porque, según ha explicado, «no ha ido ningún vecino que viva fuera y los que hay se han quedado confinados».

Por último, desde Portalrubio de Guadamejud, su regidor Antonio Vicente ha indicado que los actuales 27 habitantes se encuentran «bien», y que los agricultores de la localidad están ayudando en la fumigación de las calles de la localidad.

Al mismo tiempo, los jueves siguen subiendo a la localidad venderos ambulantes con alimentos de primera necesidad, así como de forma diaria el repartidor del pan. Otros servicios como el bar de la localidad fueron cerrados mediante decreto del primer edil en cuanto se decretó el estado de alarma.

«Al oscilar la mayor parte de la población de Portalrubio los 70-90 años esperamos que no pase nada, ya que hemos tomado todas las medidas posibles para que así sea y se está desinfectando el pueblo cada 4 días», ha añadido Vicente.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE

Santiago Apostol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here