Mantener abiertos los estancos facilitará la disponibilidad de productos de tabaco a los fumadores y evitará así el efecto acopio y un posible aumento del comercio ilícito de cigarrillos, según han señalado a Europa Press fuentes del sector.

Si se hubiera producido un cierre generalizado y simultáneo de estancos y del canal de hostelería, donde está permitida la venta de cajetillas a través de máquinas automáticas, se habría producido una «grave» situación de escasez y los fumadores habrían recurrido a comprar sus productos en otros canales ilegales.



La decisión adoptada por el Gobierno de permitir la apertura de 13.500 estancos en España, con la aplicación del estado de alarma debido al coronavirus, también se ha tomado en Francia e Italia. En el caso de Francia, se da la circunstancia además que a los establecimientos que venden tabaco y bebidas se les ha autorizado a vender tabaco, pero no bebidas.

El estanco, tal y como está configurado por la normativa española, garantiza el abastecimiento de una variedad de producto que satisface las necesidades de cualquier consumidor. El sistema de concesiones minoristas para la venta de tabaco se constituye, por tanto, como la herramienta más eficaz de prevención del fraude, según señalan las mismas fuentes.



Este sistema, añaden, implica a un numeroso grupo de personas, los estanqueros, prestadores de un servicio público, y vigilantes en su entorno de que no se produzcan desvíos en la distribución, porque está en juego su propio ‘modus vivendi’.

NO HAY PROBLEMA DE ABASTECIMIENTO

Asimismo, desde la Unión de Estanqueros han señalado a Europa Press que están en constante comunicación con Logista, quien confirma que «no hay problema alguno de abastecimiento», por lo que «es recomendable ser sensatos en el aprovisionamiento de los estancos».



Ante la situación generada por el coronavirus, la Unión de Estanqueros ha recomendado a sus asociados algunas medidas como mantener la distancia de seguridad interpersonal de un metro tanto con el público como entre el personal, por lo que es recomendable evitar aglomeraciones dentro del estanco, permitiendo la permanencia estrictamente necesaria para realizar la adquisición de los productos.

Otras medidas son: limpiar y desinfectar frecuentemente las zonas de atención, plantear turnos escalonados, si fuera necesario, para reducir las concentraciones de trabajadores, o valorar la necesidad de abastecerse en función del consumo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre