Jesús Fernández Sanz

 

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha hecho un llamamiento a la tranquilidad ante la expansión del coronavirus, asegurando que, a día de hoy, Castilla-La Mancha cuenta con 950 camas libres para atender a los pacientes.

Así lo ha comunicado tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, quien también ha agradecido a la ciudadanía y a los profesionales que se hayan implicado en las indicaciones de prevención sanitarias.



Sanz ha asegurado que de momento se han contratado a 312 sanitarios, aunque se prevé que esta cifra aumente hasta los 1.200 profesionales. Además, ha aclarado que se está trabajando en el mapa de servicios tanto a nivel público como privado, y que se están atendiendo, en la medida de lo posible, a los pacientes de las residencias de personas mayores.

El consejero ha recordado una medida tomada durante el día de ayer, y es la suspensión de la actividad programada en los centros hospitalarios, intentando así cumplir con dos objetivos: evitar las aglomeraciones y destinar ese servicio sanitario a la gestión de esta crisis.



«Todos los centros hospitalarios permanecerán abiertos, pero solo para la actividad urgente o que no pueda esperar», ha aclarado, aunque se recuerda que la ciudadanía cuenta con teléfonos gratuitos a los que llamar para realizar cualquier tipo de consulta, ya sea por presentar síntomas o por recibir información sobre el aplazamientos de citas de consultas.

De hecho, durante el día de ayer se ponía en marcha una nueva línea de teléfono (900 23 23 23), que en tan solo 24 horas ya ha registrado 22.288 llamadas. Ante el cúmulo de llamadas, se ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que realicen llamadas lo más concretas posibles, para facilitar así que otros ciudadanos puedan hacer uso de este servicio. Actualmente, la media de las llamadas asciende a 4 minutos por persona.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre