La ponencia de alertas, en la que participan el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, han consensuado un nuevo protocolo que amplia la realización de la prueba PCR a todos los contactos estrechos de personas confirmadas de COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

La última ‘Guía para la Identificación y Seguimiento de Contactos de casos de COVID-19’, publicada en mayo por el Ministerio de Sanidad, se considera contacto estrecho a las personas, tanto sanitarios como familiares, convivientes y compañeros de trabajo, que hayan tenido contacto con una persona confirmada de COVID-19 desde 48 horas antes del inicio de síntomas y hasta el momento en el que el caso es aislado.



Además, para que sean consideradas como tales deben haber proporcionado cuidados al enfermo, haber estado en el mismo lugar, a una distancia de menos de dos metros y durante más de 15 minutos, o haber viajado en un medio de transporte público de largo recorrido.

En la actualidad, y hasta que no se apruebe el nuevo protocolo, se pone en cuarentena de 14 días a los contactos estrechos, y solo se hace esta prueba a las personas que presenten sintomatología compatible con la infección del nuevo coronavirus.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre