Pasadas las 10.00 horas de este martes ha arrancado en la sede parlamentaria de Castilla-La Mancha el debate que acabará con la aprobación de las cuentas generales de la Comunidad Autónoma con 23 votos a favor -la suma de PSOE y Cs- y la duda del sentido del voto del Partido Popular. «Este presupuesto era mucho toro para tan poco torero. Les queda grande», ha dicho, celebrando la postura «más constructiva» de Cs, que ha anunciado su apoyo a estas cuentas.

La sesión ha arrancado con la intervención del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien ha cargado contra el argumentario del Partido Popular, acusando de «demagogia» al discurso de su bancada en las últimas semanas.



«Dicen que es el presupuesto de la mentira pero con sus enmiendas se querían cargar el desarrollo rural o las políticas de empleo. Pero la mayor de las mentiras que ha dicho el PP en relación con el presupuesto es que había aumento de la carga impositiva», ha lamentado.

Con todo, ha dicho que, «si no se fían de este consejero, que pregunten a los empresarios, que tras analizar las cuentas saben que no se eleva la carga tributaria».

El titular regional de Hacienda ha criticado igualmente su queja por un «presupuesto inflado», atacando el hecho de que el PP «presente enmiendas que afectan directamente al servicio de epidemiología» en una situación como esta.

DEFIENDE SUS CUENTAS



«Sabemos todos que las decisiones repercuten en la vida cotidiana y el bienestar personal de ciudadanos, también en proyectos de autónomos, empresarios de la región. En materia de ingresos son unos presupuestos conservadores y prudentes, generalmente», ha señalado.

En relación con los ingresos «no suponen en absoluto un aumento de los impuestos, porque, como bien saben, los impuestos no se tocan, porque es un compromiso que adquirió Castilla-La Mancha con agentes sociales», les ha recordado.

Es un «esfuerzo presupuestario con gasto social que aumenta mil millones de euros que nos debe permitir financiar la contratación de personal que hemos venido realizando y que queremos mantener en 2021, con más de 9.000 profesionales en sanidad y 3.000 en educación».

PSOE: «VEMOS LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL»



El diputado y presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, ha defendido el dictamen de presupuestos que se somete a votación nace «con mucho compromiso social».

En su opinión, «las sociedades están hechas para generar esperanzas y sobrevivir a los más duros momentos», y estos presupuestos se caracterizan por «restaurar derechos cercenados y por pensar en la gente desde una firme apuesta por la igualdad y la solidaridad».

«A veces los tiempos son duros, incluso muy duros. Y cuando los ecos de la recesión de 2008 no había pasado vino el cataclismo del COVID», ha recordado, apuntando que «muchos de los recortes» del Gobierno del PP en su único mandato vinieron «cuando más necesaria era la solidaridad».



Ahora estos presupuestos son «un avance para afrontar el futuro, una apuesta por el derecho a la educación, a la salud, a las prestaciones sociales, son austeros, son justos y son equitativos».

Considera el socialista que «ya se ve la luz al final del túnel» pese a los que «se empeñan en sólo ver la oscuridad». «Estos presupuestos son pieza fundamental para nuevas políticas».

CS, MÁS «LEGITIMADO» PARA FISCALIZAR TRAS APOYAR LAS CUENTAS

Tras la defensa del dictamen ha arrancado el debate de las enmiendas vivas en bloque comenzando por el diputado de Cs David Muñoz Zapata quien ha puesto el acento en que se trata de las cuentas «más importantes de la historia», ante los que Cs «no se ha instalado en el ‘no es no’, sino en el ‘trabajar y trabajar’ hasta llegar a acuerdos.



En todo caso, pese a celebrar el acuerdo, ha hablado de las «piedras» en el camino. La «más gorda», la «subida de sueldo del Gobierno», para lo cual Cs ha enmendado los presupuestos. Además, Muñoz Zapata considera que apoyar los presupuestos da «más legitimidad a Cs para fiscalizarlos».

«En Ciudadanos nos quejamos y nos quejamos mucho, y conseguimos que el Gobierno rectificara. Por eso, esa subida está tachada de estas cuentas», ha exhibido el parlamentario, quien apunta que al ser los presupuestos más importantes de la historia cobra vital importancia que no se «malgaste dinero público». Además, ha apuntado, ahora llegan «fondos de la Unión Europea», una institución europea que «no es un cajero automático».

PP LAMENTA EL «TEATRILLO» DE PSOE Y CS

El diputado del PP Miguel Ángel Rodríguez ha sido el primer parlamentario ‘popular’ en tomar la palabra para defender las enmiendas de su partido en el primero de los 18 bloques que se someterán a debate.

Y ha usado su turno de palabra para acusar a Cs y PSOE de hacer «un teatrillo» para «entretener a los ciudadanos», después de que la formación naranja anuncie el voto a favor pese a mantener enmiendas vivas.

«Hoy, Ciudadanos van a decir que no a sus propias medidas, a rescatar a la hostelería, a rescatar a los autónomos y a más medidas de transparencia», ha lamentado.

Ha avisado de que se trata de «unos malos presupuestos justificados» por Ciudadanos, un texto «letal» para los castellanomanchegos. Además, bromeando, ha aludido al vestuario de Muñoz Zapata, que para este debate presupuestario ha elegido «su corbata más roja».

En este punto, el diputado ciudadrealeño ha desacreditado las palabras de Ruiz Molina usando símiles taurinos. «Les debería dar vergüenza utilizar estos símiles cuando han dejado de lado a la ganadería de toro bravo que sigue criando a sus animales sin recibir nada a cambio. No utilicen símiles taurinos. Nosotros tenemos a un buen torero que sabe lidiar con los problemas de los catellanomanchegos, no como Page que se dedica a las charlotadas», ha rematado.

ABENGÓZAR CRITICA LAS «CORTINAS DE HUMO» DEL PP

La portavoz socialista, Isabel Abengózar, ha abrochado el debate del primer bloque de enmiendas acusando al PP de avivar «cortinas de humo» en este debate.

Tras celebrar la «altura de miras» de Cs, ha recordado que el presupuesto «afronta las necesidades de la región» gracias a un pacto por la recuperación suscrito por la formación naranja y evitado por el PP.

«¿Es un teatrillo 1.800 millones para la recuperación?» se ha preguntado Abengózar, quien ha retomado el cruce de acusaciones a cuenta del vestuario para decirle a Miguel Ángel Rodríguez que hoy porta «mascarilla verde Vox y corbata azul falange».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre