El sindicato ANPE ha acusado al Gobierno regional de «falta de previsión y de decisión» por la suspensión de las clases los pasados días 11 y 12 de enero a consecuencia del temporal ‘Filomena’ considerando que obvió la posibilidad de que los centros pudieran cumplir con el calendario lectivo a través de la modalidad a distancia y «alterando, con la imposición ahora, de dar clase presencial unos días concretos, no recogidos en el calendario escolar, las condiciones laborales, personales y familiares de los profesionales de la educación».

Según afirma el sindicato en nota de prensa, los profesionales «podrían haber cumplido con sus obligaciones profesionales los días señalados si la Administración hubiera autorizado la aplicación de los planes de contingencia, que prevén tres modalidades de educación –presencial, semipresencial y a distancia– atendiendo a las graves circunstancias que estamos padeciendo».



«La falta de planificación y de respuesta, a la comunidad educativa, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes durante los día 11 y 12 de enero de 2021 generó una grave incertidumbre a los equipos directivos y al profesorado, que estaban preparados para hacer frente a las incidencias provocadas por la intensa nevada con los Planes de Contigencia, que se han visto obligados a realizar, durante el presente curso académico y que parte de ellos pusieron en marcha durante esos días», han recordado desde ANPE.

Asimismo, han incidido en que «en las circunstancias actuales, la prestación del servicio público de la educación, puede desarrollarse en la modalidad presencial, semipresencial o a distancia, siendo legales todas ellas a efectos del cómputo de días lectivos tal y como establece el artículo 8 del Real Decreto-ley 31/2020, de 29 de Septiembre, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la educación no universitaria».



«La decisión unilateral de la Consejería de Educación de paralizar la actividad docente durante los días 11 y 12 de enero de 2021, sin apostar por la educación a distancia, ha generado críticas injustificadas, por una parte de la comunidad educativa, en contra del profesorado y de los equipos directivos. Poniendo en duda su profesionalidad, a pesar del enorme esfuerzo que vienen realizando en este curso académico, haciendo frente a los graves riesgos que supone la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19. Unos equipos directivos y un profesorado que han cumplido con sus obligaciones de realizar los Planes de Contingencia, exigidos por la Consejería de Educación Cultura y Deportes y obviados por la misma Administración para hacer frente a la adversidad de esos días», han manifestado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre