El pasado 26 de febrero, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicaba el listado del personal de Enfermería del Sescam que finalmente estaría acreditado para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano. Se establecía, por tanto, que más de 9.600 profesionales de la Enfermería de la región ya están autorizados para recetar medicamentos.

Pero, ¿cuáles son estos medicamentos que podrán recetar las enfermeras? El BOE ha publicado un listado de medicamentos sujetos a prescripción médica por parte de estos profesionales sanitarios ya sea «para iniciar su uso, modificar la pauta, prorrogar o suspender el tratamiento, en un trabajo colaborativo y/o complementario con la finalidad de proporcionar una respuesta adecuada y eficiente a las necesidades de la ciudadanía».

El listado de medicamentos, especializados en la cura de heridas, incluye: heparinoides orgánicos, heparina, enzimas proteolíticas, bromelaina, combinaciones con colagenasa, ácido fusídico, neomicina, mupirocina, sulfadiazina de plata, combinaciones con sulfadiazina de plata, metronidazol, hidrocortisona, clobetasona, butirato de hidrocortisona, betametasona, acetónido de fluocinolona, diflucortolona, fluocinónida, diflorasona, mometasona, aceponato de metilprednisolona, beclometasona, aceponato de hidrocortisona, fluticasona, prednicarbato, clobetasol, hidrocortisona con antibióticos, triamcinolona con antibióticos, dexametasona con antibióticos, betametasona con antibióticos, fluocinolona con antibióticos, beclometasona con antibióticos, fluocinónida con antibióticos, nitrofural, nitrato de plata y combinaciones con tul con bálsamo de perú.

Este nuevo listado se suma a los medicamentos que estos profesionales ya podían recetar anteriormente. Concretamente, y según explicaba el Consejo General de Enfermería de España en 2018, se establecen tres tipos de prescripción enfermera:

Productos sanitarios y medicamentos sin receta médica: atendiendo siempre a criterios de responsabilidad profesional.

-Medicamentos de prescripción médica que NO requieren de un diagnóstico médico por tratarse de actuaciones enfermeras: vacunas, insulinas, material de cura de heridas, oxitocina, calmantes, etc.

-Prescripción de aquellos medicamentos sujetos siempre a un diagnóstico y prescripción médicos.

Según informan desde el Colegio Oficial de Enfermería de Albacete, el nuevo catálogo de medicamentos incluye los que utilizan en los cuidados y en la atención de los pacientes, especialmente de las personas mayores, crónicos u otros a los que curan heridas. «Los atendemos por muchas causas diariamente en el hospital, en los centros sanitarios o en sus domicilios», afirmaba su presidenta, Concha Piqueras. Otros ejemplos son los productos y medicación que utilizan las matronas en la asistencia a las mujeres en el proceso de parto, o las enfermeras de pediatría para cuidar bien del bebé.

¿PUEDO PEDIR ESTOS MEDICAMENTOS DIRECTAMENTE A MI ENFERMERA O ENFERMERO?

Si un paciente sabe que necesita un medicamento que puede recetarle su enferma, no es necesario pedir una cita con su médico de cabecera. «En todo caso, trabajamos en equipo, médicos y enfermeros colaboramos estrechamente en prestar la mejor asistencia», ha aclarado la presidenta, quien recuerda que en cuanto esta nueva receta se incorpore al sistema informático sanitario, el procedimiento será idéntico a la actual receta electrónica, tanto en hospitales como en centros de salud. «Es muy útil, porque los pacientes pueden recoger directamente en la farmacia de su barrio la medicación que se les ha prescrito», ha añadido.

“Nos consideramos formadas y expertas en tratar, curar, aliviar el dolor y dar continuidad a los cuidados en el domicilio”, afirmaba la presidenta del Colegio, desde donde ven con buenos ojos este avance de competencias en enfermería, que ya se lleva a cabo en otros países europeos. Asimismo, Concha Piqueras ha recordado que aunque esta normativa es aplicable a toda España, debemos tener en cuenta que, como las competencias en Sanidad corresponden a cada Comunidad Autónoma, este proceso de acreditación, la publicación de las Guías clínicas o la incorporación del modelo de receta, son pasos que deben ir dados por cada Gobierno autonómico.

De momento, Castilla-La Mancha supera los 9.600 profesionales de la Enfermería que ya pueden dispensar medicamentos, pero aquellos que no han sido acreditados de oficio y que deseen solicitar la acreditación pueden hacerlo presentando su solicitud y la documentación correspondiente. Además, continúan en proceso de acreditación los enfermeros que trabajan en otros ámbitos: hospitales privados, mutuas, clínicas, residencias de mayores, etc. “Esperamos que, en poco tiempo, todos estemos acreditados”, ha afirmado la presidenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here