Salones Epilogo

El PP ha afirmado este martes que el borrador del Plan de Gestión de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Castilla-La Mancha «acaba con la economía» de más de 80 municipios de la región, al «hacer inviables» las explotaciones agrarias, las prácticas cinegéticas, las actividades forestales, así como las inversiones urbanísticas, turísticas o en infraestructuras.


Bodegas Verum

En rueda de prensa, la diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular, Lola Merino, ha afirmado que este Plan recoge «única y exclusivamente» la «prohibición, la limitación la dificultad y la inviabilidad» de distintas actividades económicas que se realizan en los municipios afectados.

Del mismo modo, ha criticado que «lo único que recoge» es lo que deben hacer los agricultores, los ganaderos, los empresarios o los residentes de los territorios afectados; pero «no recoge en ningún momento» cuál es el deber de la Administración regional.



«No se recoge en ningún caso la compensación económica que deben tener esos profesionales para que puedan seguir manteniendo ‘la biodiversidad de Castilla-La Mancha'», ha indicado, para agregar que en los 11 años que han pasado desde que se declararon las 36 primeras zonas Zepa de Castilla-La Mancha no ha habido «ningún problema» con las aves esteparias en las explotaciones agrícolas .

Bajo su punto de vista, el Gobierno de Emiliano García-Page «no puede seguir haciendo daño» al sector agrario de Castilla-La Mancha, «y lo único que está haciendo es frenar la actividad económica de los agricultores y de los ganaderos».

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here