La secretaria general de Asuntos Sociales y Voluntariado de Castilla-La Mancha, Paloma Leis, ha presentado la campaña destinada a la prevención de la lesión medular como consecuencia de una mala zambullida que, este verano 2013, tiene como eslogan “Mira cómo saltas”.

El acto, que ha tenido lugar en la piscina cubierta de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, ha consistido en la muestra del cartel que contiene los principales consejos de carácter preventivo para los bañistas, así como el hashtag #zambullidas2013 en Twitter promovido por HNParaplejicos y un código QR que,a través de telefonía móvil, permite acceder y compartir su contenido.paloma-leis



Esta edición verano 2013 ha contado con la colaboración especial de un grupo de nadadores del Club Natación Toledo, encabezado por su presidente Jaime Moreno, la Facultad de Ciencias del Deporte, representada por su decano José Manuel García, y profesionales del Hospital Nacional de Parapléjicos con su director, Francisco Marí, y el jefe de Servicio de Rehabilitación, Antonio Sánchez Ramos, entre otros participantes.

“Mira cómo saltas”y #zambullidas2013 en redes sociales



Palma Leis ha recordado que “la prudencia es la mejor arma para prevenir este tipo de lesión medular de enorme coste social y familiar” y ha invitado a los jóvenes presentes, a que participen en la divulgación de los consejos.

En ese sentido, ha declarado que “la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales usará la valiosa herramienta de las redes sociales como Facebook y Twitter para la difusión de los mensajes de prevención bajo el paraguas del hashtag#zambullidas2013”


Advertisement

El eslogan completo del cartel de 2013 es “Mira cómo saltas, sé prudente” y se puede encontrar e imprimir en alta calidad en la web del Hospital Nacional de Parapléjicos www.infomedula.org para su libre uso y ubicación en las piscinas públicas y privadas y en cualquier zona de baño de España.

A esto se suma el apoyo y complicidad de ayuntamientos, gestores de piscinas municipales y de comunidades de vecinos, playas y zonas de baño que se adhieren a la divulgación de los mensajes preventivos.

Varón y menor de treinta años, perfil de los afectados

Según el jefe de servicio de Rehabilitación del Hospital nacional de Parapléjicos, Antonio Sánchez Ramos, “el perfil de los afectados por este tipo de lesión medular es el de un joven varón de edad inferior a treinta años con un traumatismo a nivel de vértebras cervicales, lo que significa una tetraplejia que, si es completa, impide la movilidad en extremidades superiores e inferiores, entre otras nefastas consecuencias”.

Los meses que más incidencia presentan de lesión medular por zambullida son julio y agosto. Durante esos dos meses del año pasado ingresaron en Parapléjicos cinco pacientes con estas características con una media de edad de 27 años, varones y todos con lesión cervical con resultado de una tetraplejia producida por una desafortunada zambullida. En 2011, fueron seis pacientes, de similares características, y en 2010 fueron cuatro.

Consejos de jóvenes y expertos nadadores



Los jóvenes nadadores del Club de Natación Toledo, en sintonía con los profesionales de Parapléjicos, han recordado la importancia de conocer la profundidad de una piscina, un río o el mar, sobre todo en relación con la altura desde la que uno se lanza. En todo caso, el bañista ha de zambullirse con los brazos situados en prolongación del cuerpo, protegiendo así el cuello y la cabeza.

Si el agua está turbia y no hay visibilidad conviene inspeccionar previamente la zona para comprobar su profundidad y que no haya elementos sumergidos como rocas, árboles u otros objetos contra los que se puede impactar.
En lugares como ríos, lagos, playas o embalses los niveles del agua pueden variar de un día para otro por las mareas, aperturas o cierres de compuertas, por lo que es conveniente comprobar siempre la profundidad.



Otra de las recomendaciones consiste en no saltar de cabeza desde demasiada altura ya que una mala técnica de entrada puede causarnos lesiones tan solo golpeándonos con el agua.

En el mar, si el bañista se lanza de cabeza contra las olas debe comprobar que la profundidad después de la ola es suficiente. En cualquier caso, sólo es aconsejable zambullirse cuando la seguridad sea completa.

Por otra parte, en caso de que se produzca un accidente, y ante la necesidad de la recogida y manipulación de la víctima, es muy importante inmovilizar el cuello, evitar movimientos de la columna y avisar a un profesional para que realice el traslado. No se debe transportar al lesionado en un vehículo utilitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here