El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reiteró este miércoles la apuesta de su Ejecutivo por la Atención Primaria, puerta de entrada al Sistema Sanitario a la cual se destinará una cuarta parte del gasto global en Sanidad de Castilla-La Mancha, cumpliendo así el objetivo marcado en su día por él mismo.



“No es una conveniencia, sino una obligación”, añadió García-Page, al tiempo que ha puesto el acento en la necesidad de “invertir la tendencia” y gastar más en la Atención Primaria, “porque si hay algo que resulta rentable es coger a tiempo una enfermedad, prevenir antes que curar”.

De esta forma lo señaló, este miércoles, durante la inauguración del XIX Congreso Anual de la Sociedad Española de directivos de Atención Primaria que, bajo el lema “La Atención Primaria primero, la AP que queremos”, ha reunido a 250 directivos de todas las comunidades con el objetivo de destacar el papel fundamental que juega la Atención Primaria en la eficiencia del Sistema Sanitario público.

El acto, que tuvo lugar en el Palacio de Congresos de Toledo, contó con la participación del presidente del Congreso SEDAP, Jesús Hernández; el presidente del Comité Científico del Congreso, Gonzalo Gutiérrez; el presidente de la SEDAP, Ramón Morera; la concejala de Obras y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Toledo, Noelia de la Cruz; el presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Gutiérrez; y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández.

Durante su intervención, García-Page recordó que el derecho a la salud en España “es una de nuestras grandes conquistas” y un éxito “democrático, social y colectivo” a pesar de que, con la crisis, “se haya querido convertir a la sanidad en culpable”. Así, explicó que nunca en este país hemos gastado en sanidad más que la media de los países de nuestro entorno, un 7 o 7,5% del PIB, “y sin embargo con ese gasto alguien se pone malo en España y primero se le atiende y luego se le pide la tarjeta sanitaria, pero nunca la de crédito”, ha asegurado.

Un sistema de sanitario bueno “y tremendamente moral” 

Paralelamente lanzó un mensaje a quienes no quieren ser progresistas con la sanidad para que, al menos, “sean conservadores con la que hasta ahora hemos tenido”, porque el derecho a la salud “es el primero de una sociedad que quiere avanzar y que se considera moderna”. Asimismo, indicó que si nos planteamos “en serio” la atención sanitaria universal y gratuita, y si queremos establecer un modelo competitivo, “no puede serlo sino sobre una sociedad más sana”.

Por otro lado, el presidente regional se felicitó por contar con un sistema sanitario “no solo bueno, sino también tremendamente moral”, pues el 70% del gasto en sanidad de cada persona se concentra en el último año de su vida, gastando mucho “cuando ya no hay alternativa”. Pero si bien nuestro sistema sanitario es muy destacable, “corremos un riesgo con el gasto farmacéutico y su gestión” que, de no ser controlado, “conseguirá que todos los esfuerzos que hagamos en infraestructuras o en nóminas, sea baldío”, reclamó.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre