El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado partidario de que se abra un debate «a medio y largo plazo» sobre si es compatible que las autopistas radiales, que finalmente se va a quedar el Estado, sigan siendo de pago dado el colapso que presentan las autovías, sobre todo las que rodean Madrid.



De este modo se ha pronunciado el titular del Ejecutivo regional, preguntado por los medios sobre este asunto concreto, durante la rueda de prensa que, de forma conjunta, ha ofrecido con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, al que ha recibido en la sede del Gobierno regional.

García-Page ha dicho distinguir entre lo que el Gobierno de turno, y en este caso el ministro de Fomento, tiene que «torear forzado» por instancias judiciales, que es asumir la gestión de esas vías, de la necesidad de planificar esa gestión «a medio y largo plazo» teniendo en cuenta los intereses globales de la comunicación del país.

«Esas autopistas se hicieron en su momento para aliviar el acceso a Madrid, pero, lo cierto y verdad es que más allá del análisis político no han rendido fruto a ese objetivo y, como consecuencia de ese fracaso, hoy todas la autovías convencionales están también a punto de la saturación. Todas van a necesitar una ampliación de carriles. Todas las comunidades terminaremos reclamando una ampliación de carriles en las vías gratuitas», ha señalado.

Así las cosas, y tras admitir que en España no se quiere pagar por nada para que todo sea gratis, ha incidido en la necesidad de hacer una reflexión sobre si es compatible que las radiales sean de pago dado el colapso que presentan las autovías.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre