El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado no entender el rechazo de algunos de sus homólogos autonómicos a asistir a la Conferencia de Presidentes convocada para este viernes en La Rioja, toda vez que en las últimas reuniones telemáticas mantenidas con los 17 líderes regionales el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya propuso ese extremo y nadie «le llevó la contraria».

Para García-Page «es muy importante compartir el argumentario general y conceptos» de cara a la salida de la crisis, según ha apuntado en una entrevista con Telecinco.



Al tiempo, ha garantizado su presencia, recordando que fue él quien solicitó que se reuniera antes de agosto y con carácter mensual. Para el presidente regional, «es una obligación moral asistir a reuniones en las que hay una voluntad compartida».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre