El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que la próxima semana el Ejecutivo regional va a impulsar reuniones con todos los partidos políticos de la Comunidad Autónoma para «retomar contactos» de cara a tener listo antes de que acabe el año un borrador para lograr por consenso un nuevo Estatuto de autonomía que incluya una nueva ley electoral.



Así lo ha avanzado durante la clausura del II Foro Ciudadano celebrado este miércoles en Toledo, donde ha defendido que estos contactos son posibles ahora después de logrado la «normalidad institucional» en España.

«Intentaremos de aquí a verano tener perimetrado el diálogo político e institucional, y nos comprometemos a tener en 2017 cerrado un nuevo borrador de Estatuto y también nueva legislación electoral», ha enfatizado.



Además, ha dicho que si no fuera posible llegar a un acuerdo de máximos en cuanto al Estatuto de autonomía, sí que se abordará independiente una reforma electoral, ya que «la vigente hoy –aprobada en solitario por el PP– no es fruto del consenso».

El «involucionismo» de las políticas de Trump



El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este miércoles que los movimientos «involucionistas» que a su juicio representan las políticas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, servirán para que Europa salga reforzada y «deje de discutir sobre lo que es para reafirmarse en lo que verdaderamente es».

En su intervención durante la clausura del II Foro Ciudadano en el que su Gobierno ha debatido con más de 200 representantes del movimiento social de Castilla-La Mancha en lo que va de legislatura, García-Page ha aseverado que pese a la «crisis de crecimiento» que ha vivido Europa en los últimos años, el Viejo Continente «que ahora se discute a sí mismo» encontrará en Estados Unidos «un espejo donde mirarse, y en el que rechazarse».



También ha alertado de que las políticas en el país norteamericano provocarán «días tormentosos» que harán que España «se despierte todas las mañanas con elementos de debate».

Ha defendido el papel de España como «balcón y puerta de enlace» a América Latina, característica con la que «no cuenta» ningún otro país europeo. «Nosotros somos probeta de experimentación y podemos hablar con experiencia. Hemos tenido convivencia de culturas, y aunque nos falta dinero, podemos presumir de valores y principios», ha finalizado.,



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre