investidura

El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, defendió que el acuerdo de legislatura entre PSOE y Ciudadanos «va a misa» aunque dijo que la propuesta de suprimir las diputaciones provinciales puede matizarse.



En declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados, García-Page restó importancia al hecho de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no haya mencionado la supresión de las diputaciones provinciales contemplada en el pacto con Ciudadanos durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura.

«No se trata de hacer un detalle meticuloso de los asuntos de programa de Gobierno. El pacto está claro, otra cosa es cómo lo podamos abordar o matizar», ha señalado al ser preguntado específicamente sobre el hecho de que Sánchez haya obviado la eliminación de estas instituciones lo que ha provocado malestar en sectores de su partido.

Por su parte, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, en declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, insitióen que el debate sobre la eliminación de estas instituciones está superado ya que el 80 por ciento de la militancia del PSOE ha amparado el acuerdo con la formación naranja.

OTRA ELECCIONES UN FRACASO

García-Page ve «muy difícil que haya gente que queriendo que España cambie no apoye este programa», en alusión a Podemos. Por su parte, Vara sostiene que unas nuevas elecciones sería un «fracaso» y que hay que «evitarlas a toda costa».

«Es verdad que solo nosotros no podemos y es verdad que sin nosotros tampoco hay solución», ha señalado, para después hacer hincapié en que el líder socialista ha «desbloqueado» la situación políticas tras los comicios del 20 de diciembre.

Pero de cara a cosechar más apoyos por parte del resto de fuerzas políticas, García-Page aseveró que ahora «la pelota está en el tejado de Podemos: «Podemos puede querer otras cosas además de las que plantea Sánchez, pero me cuesta creer que esté en contra de lo que ha planteado», ha manifestado.

En este sentido, recordó que «lo primero» es estar de acuerdo con que el presidente del Gobierno sea Pedro Sánchez y «no lo sea Rajoy» y, a su juicio, «sobre esa base» seguramente pueda construirse «una plataforma de entendimiento» entre el PSOE y la formación de Pablo Iglesias.

En cualquier caso, el presidente de Castilla La-Mancha dijo que estos días va a quedar «claro» si la formación morada busca «deliberadamente» unas nuevas elecciones generales.

Los presidentes autonómicos defendieron y elogiaron el discurso de Sánchez. García-Page, que lo calificó de «incluyente» y «nítido», cree que el secretario general del PSOE se ha subido a la tribuna y ha demostrado su «coraje» así como su educación».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre