El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha condicionado su futuro político y el del resto de barones territoriales socialistas al resultado del proceso de primarias que conducirá a la elección del nuevo líder del partido el próximo 21 de mayo.



Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas a su llegada a la sede socialista donde se celebra el Comité Federal que lanzará el proceso de primarias en el que competirán los tres aspirantes a tomar los mandos del partido: el exsecretario general Pedro Sánchez, el exlehendakari Patxi López y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

«Estas primarias van a determinar y mucho la perspectiva y, seguramente, la agenda personal de muchos», ha dicho, recalcando que él «pospondrá» su decisión y «cualquier planteamiento personal» sobre qué hacer en los próximos años» hasta saber quién se hará con la Secretaría General del PSOE.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre