El plan de rescate de 37 millones de euros para el tercer sector de Castilla-La Mancha llegará a 800 centros de la Comunidad Autónoma, más de 3.000 entidades, 47.000 personas y más de 18.000 profesionales de la región, en una convocatoria que es la que más presupuesto y cuantía ha tenido en las historia regional para tal fin.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en una rueda de prensa junto al presidente regional, Emiliano García-Page, con motivo del Consejo de Gobierno que ha aprobado esta partida.



Sánchez ha indicado que los objetivos fundamentales de esta convocatoria son promover cambios estructurales en los centros para prestar adecuadamente sus servicios, mejorar la calidad en la atención y en el cuidado y adaptar los recursos a las nuevas necesidades.

Se trata de un decreto de concesión directa que se tramitará de forma «rápida y ágil» y que establece seis líneas de subvención. Así, la primera de ellas es una subvención para los centros y servicios de atención a personas mayores que llegará a 340 centros residenciales y de día con 24.000 personas, 14.000 profesionales y un presupuesto de 26 millones de euros.



La segunda línea es para los centros y servicios para personas con discapacidad que abarcará 254 centros, 8.500 personas, más de 2.000 profesionales y contará con cuatro millones de euros; mientras que la tercera línea irá dirigida a centros y servicios de atención a personas sin hogar para 15 centros, 341 personas, 287 profesionales y dispone de 300.000 euros.

La cuarta línea de ayudas es la que se dirige a los servicios de promoción de la autonomía personal, que contará con un millón de euros para 124 centros, 5.500 personas y 650 profesionales; y la quinta será para centros y hogares de atención residencial a niños y adolescentes, que tendrá un presupuesto de un millón de euros para 62 centros, 635 menores, 642 profesionales y los cinco equipos de acogimiento familiar.



Por último, se van a poder beneficiar de esta convocatoria todas aquellas entidades del tercer sector que aunque no tengan centros de atención a personas desarrollan diferentes tipos de proyectos y que contará con 4,6 millones de euros para más de 3.000 entidades.

La consejera de Bienestar Social ha explicado que las actuaciones financiables para entidades y centros se resumen en cambios para la reforma de las infraestructuras, la digitalización de centros y servicios, equipamiento, cambios de accesibilidad y adaptación para prepararse con el fin de atender «mucho mejor» a quien lo pueda necesitar.

PAGE: «ES UN MENSAJE DE COMPLICIDAD CON EL SECTOR»



El presidente regional ha tomado la palabra en la comparecencia para mandar un mensaje de «complicidad de fondo» con un sector que «llevó en los primeros momentos de la pandemia a atacar inmisericordemente al conjunto del modelo de asistencia de residencias de mayores, centros de infancia y particularmente centros que atienden a la dependencia o personas con discapacidad».

El virus, ha manifestado, atacó «muy singularmente a las personas mayores», que han sido «el objetivo más vulnerable del cobarde virus». Incluso, ha dicho, «algunos quisieron hacer distinciones entre centros públicos y privados», una diferencia que no se ha dado en la región, ya que «se sufrió por igual» en ambos tipos de centros.



Por eso, hoy se aprueba este decreto, «muy trascendente porque resarce y sirve de homenaje» a las políticas sociales, de las que la región «puede presumir» tras conseguir ser la autonomía con «más esperanza de vida».

En su opinión, «atender a quien tiene necesidad no es un gasto», sino una «inversión» en cuanto a la conciencia de una sociedad. Por ello, haber ampliado en los últimos 40 años la esperanza de vida «es la consecuencia de un éxito social».



«Lo que mejor resume el éxito de una generación que ahora es el objetivo diana del virus es decir que se ha aumentado la esperanza de vida en este país», ha afirmado García-Page, quien ha apuntado que el objetivo ahora «seguirá siendo que la gente viva más todavía».

PLAZO DE PRESENTACIÓN

El plazo para presentar las solicitudes a estas líneas de ayudas será de un mes a partir del día siguiente a su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), que será el próximo lunes 15 de marzo. Las solicitudes se podrán presentar a través de los modelos habilitados en la sede electrónica de la Administración regional.

En representación del Tercer Sector, el presidente de la Mesa del Tercer Sector de Castilla-la Mancha, José Antonio Romero, ha indicado que este martes es «un día muy importante» y que están satisfechos porque el espacio de diálogo civil «funcional» y estas ayudas «son fruto de ello». «Estos fondos son un impulso para la estabilidad, un balón de oxígeno y un revulsivo».

Finalmente, el presidente de Acescam, José Manuel Llario, ha dicho que esta convocatoria de ayudas es «una puerta de aire fresco en medio de tanta desolación vivida». «Nuestras casas de mayores y residencias van a dar un paso grande para ser más acogedoras, eficientes, tecnológicas y sostenibles», ha concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre