El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha adelantado que el sistema hospitalario de la región ha arrancado este lunes con menos de un centenar de pacientes atendidos con respirador en Unidad de Cuidados Intensivos, primera vez que ocurre desde los peores momentos de la pandemia.

En una entrevista con TVE, ha indicado además que las personas ingresadas afectadas por COVID-19 se sitúa en el entorno del medio millar, después de haber llegado a contar hasta 3.700 en los días más críticos.



Así, ha puesto de manifiesto que en Castilla-La Mancha, pese a que solo hay dos de sus cinco provincias estrenando la fase 1 este lunes, «no hay problemas asistenciales» ni falta de recursos para hacer frente al coronavirus.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre