José Manuel Velasco en unas jornadas de investigación (Archivo)
José Manuel Velasco en unas jornadas de investigación (Archivo)

Mejorar el ‘networking’ local –la estrategia para establecer negocios en común–, será uno de los «retos» que Castilla-La Mancha quiere asumir a propósito del desarrollo del proyecto RIS3 de la Unión Europea, una estrategia de innovación nacional y regional que busca la especialización inteligente y la transformación económica territorial.

Así lo ha avanzado este viernes en la Comisión de Educación y Ciencia, el director general de Universidades, Investigación e Innovación, José Manuel Velasco, que ha desgranado los objetivos de este proyecto europeo, al que se ha sumado la Comunidad Autónoma, con el que se busca un «crecimiento inteligente» para que los fondos estructurales se utilicen de forma más eficaz y aprovechen las inversiones públicas y privadas.



Velasco ha señalado que para concretar las líneas de actuación que fijará Castilla-La Mancha, además de contar con una experta europea que está asesorando a la región, durante los primeros meses del año se celebraron mesas de trabajo institucional con la Universidad regional, los agentes público-privados, la patronal, los sindicatos UGT y CCOO, y el sector agroalimentario.

Tras ese proceso «abierto y participativo» este mes de octubre se ha llegado a un primer «documento base» de RIS3, donde se delimitan las prioridades del desarrollo regional, se establecen las políticas adecuadas y se fija un mecanismo de control y evaluación.

El objetivo, ha indicado Velasco, es que a finales de este año se puede presentar oficialmente el documento terminado.

Sí ha adelantado que los proyectos en los que se centrará Castilla-La Mancha estarán relacionados con el sector agroalimentario y «algún que otro sector tradicional», el turismo y la cultura, los ámbitos aeronáutico, energético y medioambiental, «y otros sectores transversales que puedan influir en el desarrollo de la región».

La prioridad, ha especificado, es la «modernización de los sectores tradicionales de la región y la inclusión en ellos de las nuevas tecnologías, el desarrollo de nuevas actividades económicas, y el aprovechamiento de nuevas formas de innovación en todos los ámbitos.

Para ello, resulta importante «atraer la inversión privada interna e internacional, mejorar las conexiones internas y externas de la región y posicionarnos».



José Manuel Velasco, que ha adelantado que también se han estudiado iniciativas piloto con otras regiones «para explorar la conectividad interregional», ha comentado que se está intentado «afinar lo más posible» con los proyectos pero también hablar con la Unión Europea para que alguno de los ejes a abordar sea «un poco más genérico».

El proyecto, que cuenta con un Comité de Seguimiento y el apoyo de una consultora que lleva a cabo los análisis DAFO, sigue un proceso «muy meticuloso» que se hace mediante una guía de la Unión Europea y con controles externos del Gobierno y el Estado, ha detallado el director general.

LA I+D+I Y LA UCLM

Tras su intervención, la diputada socialista Raquel Vetas ha pedido a Velasco que ahondase en las «grandes líneas de actuación» y en cómo se va a «motivar» a las empresas a participar.

Además, ha apuntado que le hubiese gustado una explicación más amplia sobre la situación actual de la I+D+i en Castilla-La Mancha para saber «de dónde se parte» a la hora de buscar nuevos recursos para la región.

«Cospedal tiene que dar ejemplo y predicar aportando ella la inversión», ha replicado Vetas, que ha indicado que los «recortes» que ha sufrido la Universidad de Castilla-La Mancha también afectarán a la investigación, convencida de que «la mejor manera de demostrar» a la UE el interés de Castilla-La Mancha por la innovación es «hacerlo con recursos de la región».

De ahí que Vetas haya criticado que la Comunidad Autónoma cree un proyecto RIS3 «cuando en este proceso ha ido hacia atrás», y ha insistido en que la Universidad «tiene que ir de la mano del Gobierno regional en estos procesos».

El director general ha contestado a la parlamentaria socialista que la UCLM será «uno de los actores receptores de fondos comunitarios más importantes de la región», ha pedido al PSOE que «no hable mal de la Universidad» y ha recordado que el actual Ejecutivo todavía está pagando deuda en I+D+i «de los años 2009, 2010 y 2011».

De su lado, el parlamentario del PP José Manuel Latre ha criticado que los socialistas se muestren ahora «como salvadores de la UCLM cuando la dejaron en quiebra», y sobre el proyecto RIS3 ha aplaudido el «diseño del cuaderno de ruta» porque eso garantizará que esta iniciativa, por parte de la región, se hará «con orden y racionalidad».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre