cospedal-presupuestos

La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha presentado este miércoles en el Palacio de Fuensalida, sede de la presidencia regional, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Castilla-La Mancha para 2014, que asciende a 7.963,82 millones de euros. Esta cantidad, supone un incremento del 7%, debido fundamentalmente al aumento de los ingresos financieros, destinados en gran medida a la amortización de la deuda y a la financiación del déficit permitido.

Según ha afirmado la presidenta regional, se trata de unos presupuestos “austeros y realistas, que destinan a los Servicios Sociales Básicos, a la Sanidad y a la Educación el 85,6% del total del gasto”.

También aumentan los gastos en inversión productiva, destacando los incrementos del 5,8%, los recursos destinados a las políticas de internacionalización, que crecen un 10% y a la incentivación de sectores estratégicos como la agricultura o la ganadería. Hay que precisar que se llevan a cabo notables incrementos en las consejerías de Fomento, Agricultura, el Instituto de Promoción Exterior, la Agencia del Agua y el Instituto de la Mujer incrementan su presupuesto.

Hay que hacer hincapié en que, tal y como ha indicado la presidenta, estos presupuestos defienden “el rigor, la credibilidad y la transparencia” y  están financiados en su totalidad, con “todas las partidas de gasto con sus créditos correspondientes”.

La presidenta del Ejecutivo autonómico ha anunciado que el límite de gasto no financiero suma 5.676 millones de euros y el llamado techo de gasto dispone de un crédito de 5.138 millones de euros. De esta forma, hay que indicar que nuestra región tendrá que destinar el próximo año 538 millones de euros a pagar los intereses de la deuda, 45 millones más que este año 2013 (493 millones).

Por tanto, los intereses de la deuda acumulada, dado el lastre de la herencia recibida, nos cuestan cada día 1,47 millones de euros. La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha ha afirmado que “gracias al sacrificio, tesón, quehacer y compromiso de los ciudadanos con esta tierra hoy podemos afirmar que el momento de los grandes ajustes ha pasado”, precisando que el punto de partida de esta legislatura era “la práctica insolvencia de las cuentas públicas y de riesgo real de colapso de los servicios sociales básicos”.

En este sentido, ha precisado, fue esta situación, fruto de la mala gestión del anterior Gobierno, “la que nos forzó a adoptar diversas medidas de control de gasto para evitar la quiebra de las arcas autonómicas. Por todo ello, tal y como ha demostrado la presidenta Cospedal, “las diferentes políticas de racionalización presupuestaria que hemos acometido a lo largo de estos dos años de legislatura, unidas a las numerosas reformas estructurales para transformar nuestro aparato productivo y con él nuestra comunidad, han surtido efecto”.

Menor ajuste presupuestario

Hay que indicar, tal y como ha explicado la presidenta del Ejecutivo castellano-manchego, que estas medidas nos han permitido pasar de un ajuste presupuestario de 1.945 millones de euros en el ejercicio 2012 a los 476 millones en 2013 y a sólo 63 millones de euros en 2014 (sobre la partida de límite de gasto no financiero; 5.739 millones en 2013 y 5.676 millones en 2014).

Después de dos años al frente del Gobierno regional, según la presidenta, hoy contamos con “unas cuentas saneadas, una deuda reordenada, una importantísima reducción del periodo medio de pago a los proveedores, con una prudente presupuestación de los ingresos, una eficiente gestión y asignación de recursos, con un adecuado control del gasto y, sobre todo, con la credibilidad y la confianza recuperadas de los acreedores, la ciudadanía y de los inversores, tan necesarias para encarar el futuro”.

Escenario de prudencia 

La presidenta ha señalado que, respecto a la previsión de ingresos, se ha realizado en un escenario de prudencia en la presupuestación, ya que los ingresos no financieros ascienden a 6.114,28 millones.

Por ello, ha precisado que “aunque la situación económica y las previsiones nos permitirían ser más optimistas, sería un error caer en la autocomplacencia y abandonar la senda de austeridad y rigor que emprendimos al principio de la legislatura y que tan buenos resultados está dando”.

Así, la presidenta ha concretado una serie de medidas para  reducir la presión fiscal sobre familias y empresas, con la intención de incentivar la demanda interna y no gravar aún más al tejido empresarial.

Además, el próximo año no se van a crear nuevas figuras impositivas ni se incrementarán las ya existentes, sino que, por el contrario, se han aprobado nuevas bonificaciones fiscales para familias, empresas, mayores y discapacitados que verán la luz antes de que concluya el año,  una vez que se apruebe la Ley de Medidas Fiscales que actualmente está en trámite.

Presupuestos Generales del Estado y Castilla-La Mancha 

Por otra parte, la presidenta regional se ha referido a la inversión directa del Estado en Castilla-La Mancha, destacando que en 2014 será de 492 millones de euros; 232 euros por habitante, lo que supone un 11 % más que la media nacional por habitante. Ha destacado que la terminación del AVE de Albacete-Alicante, la construcción del tramo de la A-40 entre Toledo y Maqueda y determinadas inversiones ligadas al Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas (Cuenca) han supuesto una ligera disminución, pero que las previsiones plurianuales harán remontar a un aumento del 30 % las inversiones.

Asimismo, ha hecho hincapié en que en los Presupuestos Generales del Estado para 2014 figuran partidas tan importantes como la nueva estación del AVE en Talavera de la Reina y proyectos para poner en marcha la Autovía Toledo-Ciudad Real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here