El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la Orden por la cual se regulan las condiciones para que los trabajos en el campo en la época de vendimia se hagan con la precaución suficiente para que no se produzcan brotes, y si se dan, que se puedan controlar lo antes posible.

Según ha explicado la portavoz del Gobierno, Blanca Fernández, esta Orden obliga a los empresarios a tener un listado de los trabajadores con sus teléfonos de contacto y también con los datos de las personas con las que conviven para facilitar un rastreo en caso de que sea necesario.



«Ahora el esfuerzo debe ser compartido. En primer lugar, debe ser por parte del Gobierno, pero también con el ocio nocturno, el tejido empresarial y con el mundo agrario que en Castilla-La Mancha tiene mucho peso, llama a mucha gente y cuantas más medidas de protección pongamos encima de la mesa, mejor podremos gestionar si se produce algún brote concreto», ha apuntado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre