La Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) afirma que los datos de paro conocidos este jueves «tan solo» reflejan el arranque del proceso de crisis generada por la paralización de actividades económicas impuesta por el Gobierno tras el estado de alarma.

Dicha paralización, apunta en nota de prensa, unida a la falta de medidas fiscales y de compensación económica a las empresas que han sido cerradas o cuya actividad ha caído «dramáticamente», va a traer como consecuencia un crecimiento «alarmante» del número de desempleados en el país y en la región.


Advertisement

«La falta de medidas económicas y fiscales, unida a la modificación de la normativa laboral que ha creado, en tan solo un día, el sistema laboral más rígido de la Unión Europea, va a suponer la desaparición de miles de empresas en la región a lo largo de esta crisis y con ellas, la desaparición de decenas de miles de empleos», argumenta la patronal.

Cecam estima en 100.000 el número de desempleados que en las próximas semanas irán engrosando los datos del paro, incluyendo dentro de esta cifra los datos de las personas que reciben prestaciones por suspensiones de contrato en la región, «los cuales, a pesar de estar en casa y cobrando prestación, el Estado no contabiliza como desempleados».



Además, teme que como resultado de esta crisis, en los próximos meses pueda llegar a duplicarse la actual cifra de desempleados si el Gobierno estatal no cambia «drásticamente» el rumbo y no se adoptan medidas fiscales y económicas «contundentes» que ayuden a la supervivencia de las empresas.

En este sentido, la Confederación advierte de la importancia de que estas cifras no se conviertan en paro estructural, siendo la única vía para evitarlo que se pongan en marcha, «de inmediato», aquellas medidas que resultan esenciales para mantener la actividad de las pequeñas y medianas empresas y autónomos del país.



«Empresarios y autónomos ven con estupefacción cómo el Gobierno aprueba día tras día nuevas medidas para ayudar a colectivos sociales en esta crisis, mientras que paralelamente se ha girado a los autónomos el cobro de la cuota de autónomos del mes de marzo a pesar de no tener ningún ingreso», añade.

Bajo su punto de vista, las medidas fiscales adoptadas permitiendo el aplazamiento de impuestos o cuotas de seguridad social son «insuficientes» ya que, si no hay ingresos, no debería requerirse el pago de tributos. «Es decir, debería exonerarse el pago de impuestos en lugar de aplazarse.»



«El aplazamiento supone solo posponer el problema y es injusto porque, aunque más tarde, el Estado no renuncia a cobrar a las empresas por unos ingresos que no se han producido», afirma Cecam.

En relación con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), para garantizar la pervivencia de las empresas y el empleo después del estado de alarma, Cecam se suma a la petición formulada desde la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa para que se amplíe la extensión temporal de los ERTE y ligarla con el aumento de la actividad empresarial y no sólo con el periodo de estado de alarma.



A nivel regional, los empresarios plantean al Gobierno autonómico la adopción de medidas de apoyo a pymes y autónomos en la línea de cómo están haciendo otras autonomías, con exenciones y deducciones fiscales, ayudas financieras y subvenciones para el sostenimiento de cuotas de autónomos.

«Los empresarios respetan las medidas sanitarias adoptadas para luchar contra la pandemia pero reclaman medidas eficaces que vayan más allá del cortoplacismo de las medidas exclusivamente sociales y que sienten las bases de la recuperación de la economía y el empleo», concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here