El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha habilitado 80 camas más y ha contratado a 61 profesionales sanitarios para hacer frente a la epidemia de gripe, que cumple su tercera semana y ha provocado la necesidad de prever de un total de 302 camas y 263 profesionales más en los hospitales de la región.



Así lo ha confirmado este martes la directora gerente del Sescam, Regina Leal, en una rueda de prensa en la que ha presentado los datos del balance de donación y trasplantes del año 2016 en la comunidad autónoma.

Aunque todavía no se conocen los datos de la segunda semana de epidemia, Leal ha advertido de que Castilla-La Mancha supera la media del índice epidémico de gripe al situarse en las 101 personas afectadas por cada 100.000 habitantes y que llega a alcanzar los 150-200 habitantes en la provincia de Toledo.

«Este año hay más enfermos complicados, de mayor edad y más frágiles, que han precisado que habilitemos un mayor número de camas», ha señalado la directora gerente del Sescam, que ha calificado de «anormal el ascenso de la epidemia» en su segunda semana y ha señalado que en la quinta o sexta semana tendrá su «mayor pico de incidencia».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre