Page en Gerindote

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este miércoles que la Junta pretende invertir aproximadamente 450 millones de euros, la mayoría de ellos procedentes de fondos europeos, hasta el año 2020 en la puesta en marcha de 500 intervenciones en depuradoras de la región, que supondrían la creación y consolidación de unos 5.000 puestos de trabajo.



García-Page, en declaraciones a los medios durante la inauguración del grupo de estaciones depuradoras de los municipios toledanos de Albarreal de Tajo, Burujón, Carmena-Escalonilla y Gerindote, ha indicado también que este año 2016, tras la aprobación de los presupuestos de la región, «se podrá poner en marcha la gestión de 32 millones de euros que tendrán relación con 44 intervenciones en nuevas depuradoras y la redacción de al menos otros 30 proyectos».

El presidente ha hecho hincapié en que el esfuerzo en la limpieza del agua «es un imperativo con las generaciones futuras y con nosotros mismos», alegando que «si no existe depuración de agua, la legislación impide la instalación de empresas».

«Si hay un tapón serio para que se pueda instalar una empresa en cualquier pueblo de Castilla-La Mancha, es precisamente el que no exista un caudal de depuración y no se cumpla la normativa europea», ha añadido.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha incidido en que estas obras a realizar hasta el año 2020 permitirán «cumplir con la normativa, tener la conciencia tranquila y tener preparado todo el territorio para el desarrollo de nuevos proyectos de inversión».

«Aquí se junta a varios municipios», ha comentado García-Page en referencia al grupo de depuradoras inaugurada este miércoles, pero ha señalado también que algunas otras de las actuaciones previstas «tienen que ver con las grandes ciudades».

El presidente ha manifestado que «de lo que se trata es de devolver al ciclo hidráulico el agua consumida de manera limpia» y ha señalado que «ojalá pasara con todos los ríos y el Tajo no se encontrara como se encuentra, hecho una porquería».



EL ANTERIOR GOBIERNO «PARALIZÓ» 157 OBRAS

Por su parte, la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha apuntado que el anterior Gobierno regional «paralizó» 157 obras de depuración «de las que solamente retomó doce al final de la legislatura».

La consejera ha detallado que la paralización de estas obras supuso para la Administración regional la pérdida de 25 millones de euros por actos vandálicos y robos, 29,5 millones por los fondos Feder perdidos y otros 68 millones por rescisiones de contratos e indemnizaciones por la no ejecución de los proyectos.

De la cruz ha afirmado además que «más de 75 municipios» de la región están siendo sancionados por las distintas confederaciones hidrográficas «porque no cumplen los parámetros de vertidos», manifestando que los vecinos de estas localidades «han tenido que estar pagando de forma injusta esas sanciones por la paralización» de las distintas obras.

Por ello, la responsable de fomento ha destacado que las 44 obras que la Junta planea poner en marcha en 2016, además de la creación de otros 30 proyectos, servirán para «cumplir con los municipios sancionados».

Respecto al grupo de estaciones depuradoras inaugurado, Elena de la Cruz ha explicado que el proyecto de esta infraestructura «viene del año 2007 pero en 2011 quedó paralizado», añadiendo que las obras se retomaron en agosto de 2015 y concluyeron en enero de 2016.

LA PROVINCIA TENDRÁ 17 NUEVAS DEPURADORAS EN 2017

De su lado, el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha recalcado que la Junta pondrá en marcha en 2017 un total de 17 depuradoras que englobarán a 30 municipios de la provincia toledana.

Gutiérrez ha agradecido al Gobierno regional «la implicación que tiene con la tierra en el sector medioambiental y de depuración de aguas», y ha incidido en la importancia de esta infraestructura, «que viene a terminar el proceso medioambiental y el desarrollo sostenible de las cinco localidades que se han visto beneficiadas».

Finalmente, la alcaldesa de Gerindote, Ana María Palomo, ha recalcado que lo más importante de la obra inaugurada es «que no se trata de una infraestructura sino de algo más importante como cuidar el medio ambiente y un elemento tan vital como el agua».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre