Castilla-La Mancha es la cuarta comunidad autónoma donde menos ha aumentado el paro registrado en este mes de abril, según lo ha puesto de manifiesto la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, que ha precisado que el impacto de la COVID-19 en el desempleo se ha moderado respecto al inicio de la crisis sanitaria.

En rueda de prensa, ha explicado que abril es un mes que tradicionalmente tiene estacionalidad positiva en cuanto a los datos de trabajo se refiere, ya que muchos años coincide con la celebración de la Semana Santa.

Sin embargo, este mes de abril de 2020 es un mes marcado por el COVID-19, la declaración del estado de alarma y la paralización de la mayor parte del tejido productivo.

En términos mensuales la subida del paro registrado es la mayor para un mes de abril «muy marcado por el impacto del coronavirus», ya que solo el paro registrado subió en meses de abril en los años 2008, 2009 y 2012.

También ha destacado que el paro ha subido en todos los sectores de actividad y en todas las provincias, al tiempo que ha apuntado que el desempleo también ha aumentado en todas las oficinas de empleo, salvo en Hellín donde se está llevando a cabo la campaña de recolección del melocotón y el albaricoque.

Ha recordado que esta subida de paro registrado está motivada fundamentalmente por la finalización y no renovación de los contratos temporales desde que se produjo la declaración del estado de alarma, puesto que las personas que se encuentran suspendidos por haberse visto afectadas por ERTEs están excluidas en el cómputo del paro registrado.

Esta circunstancia pone en valor, según ha manifestado Chust, «el esfuerzo» que se ha llevado a cabo por el Gobierno regional para agilizar la tramitación de los ERTEs y para reducir así en la medida de lo posible el impacto que la paralización de la actividad económica está teniendo en el empleo.

Como dato positivo, ha recalcado que el incremento es ligeramente inferior al que hubo en el mes de marzo, mes en el que el paro registrado subió en 12.271 personas, es decir, un 6,98 por ciento, «lo que supone que este impacto del COVID-19 en el empleo se está moderando».

Finalmente, ha confiado en que, con la vuelta a la actividad, las cifras se puedan ir recuperando de manera progresiva y paulatina.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre