La consejera de Igualdad, Blanca Fernández, ha avanzado este jueves su compromiso de «abrir inmediatamente» la interlocución con los grupos parlamentarios de las Cortes, PSOE, PP y Cs, a fin de que aporten sus propuestas de cara a una futura ley de garantías de derechos de las personas LGTBi, que hay «que dialogar».

Durante su intervención al término del debate de una Proposición no de Ley de Cs que pedía ayuda para personas del colectivo LGTBi en el ámbito rural -que finalmente ha salido aprobada, gracias a la abstención de PSOE y PP-, Fernández ha asegurado que aunque no compartan la «letra pequeña» de esa solicitud ha quedado evidenciado que están «de acuerdo en los principios y valores» esenciales.



A su juicio, del intercambio de opiniones a cargo de los grupos desde la tribuna se desprende «un caldo de cultivo muy positivo de la Cámara» para esa futura ley LGTBi, para la que el Gobierno ha tendido la mano.

En cualquier caso, y sobre la petición de la formación naranja de modificar la Orden de subvenciones para el colectivo, ha indicado que todos los años se le da «una vuelta» a la convocatoria, por lo que no cree que haya ningún problema en adecuarla en futuras ediciones al espíritu de lo que ha pedido Ciudadanos.


Advertisement
Advertisement

En concreto, Cs insta a modificar la Orden de las bases reguladoras de las subvenciones para favorecer la no discriminación de las personas pertenecientes al colectivo LGTBi para que preste especial atención a las acciones en municipios de menos de 10.000 habitantes. También que, de la financiación de cada convocatoria, al menos el 25% se destine a actuaciones que se desarrollen en municipios de entre 5.001 y 10.000 habitantes y que, al menos, el 50% vaya a actuaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes.

En este contexto, la consejera y portavoz del Ejecutivo autonómico ha recordado que el curso que viene se cumplirán dos años de la Ley para la Sociedad Libre de Violencia de Género de la región, que hace obligatoria la puesta en marcha de la asignatura de Educación para la igualdad, la tolerancia y la diversidad, con la que se preservarán valores «con muchas más garantías que hasta ahora».

CS: «LA LEY, ASIGNATURA PENDIENTE»


Advertisement
Advertisement

El diputado de Ciudadanos David Muñoz ha defendido la Proposición No de Ley de su grupo asegurando que no tiene nada que ver ser gay en el barrio madrileño de Chueca que en el pueblo toledano de 300 habitantes de Chueca, por lo que ven necesario pedir un «mayor esfuerzo económico» para las personas LGTBi que viven en pueblos pequeños.

A su juicio, aunque en materia LGTBi se ha avanzado «eso no quiere decir que no queden todavía asignaturas pendientes» y pese a la abstención final de PSOE y PP a la propuesta, ha visto un «rayo de esperanza» en las intervenciones de ambas formaciones, en el sentido de que están de acuerdo en que «hay que hacer una atención especial a las personas de los pueblos» que pertenecen a este colectivo.

De hecho, se ha referido a la futura ley LGTBi como una «asignatura pendiente» en la que van a hacer «todo» por su parte para que «sea real y efectiva en este legislatura» y para que el texto haga «especial énfasis en las personas del colectivo que vive en pueblos pequeños. «Si estamos de acuerdo todos, vamos a ponernos a trabajar todos» pues este «es un problema complejo», ha remarcado.

PP: «APOYO ROTUNDO» AL COLECTIVO LGTBI

Por parte del PP la diputada Gema Guerrero ha rechazado inicialmente durante el debate la iniciativa de Ciudadanos -aunque finalmente se han abstenido- al considerarla «insuficiente» ya que, a su juicio, «no soluciona» los problemas del colectivo LGTBi en las zonas rurales puesto que, según ha explicado, al no existir asociaciones LGTBi en el mundo rural, no se solicitan las ayudas contempladas por el Gobierno regional.



Según ha afirmado, modificar esa Orden no serviría de nada ya que se quedaría sin ejecutar porque en el mundo rural no hay asociaciones que trabajen por el colectivo. Por ello, el PP propone que se establezca un programa de atención al colectivo LGTBi para que los activistas, que son voluntarios, tengan los medios personales y económicos para poder desplazarse a las zonas rurales para ofrecer asesoramiento al colectivo, al igual que hacen los centros de la mujer que se trasladan a los pueblos pequeños.

Guerrero ha dejado claro que el hecho de que no esté de acuerdo con la propuesta de Cs no significa que el PP no apoye al colectivo. Es más, ha expresado el apoyo «rotundo e incondicional y real» a las personas LGTBi de Castilla-La Mancha.

PSOE: BUSCAR UN INSTRUMENTO «MÁS AMPLIO»



Desde la bancada socialista la parlamentaria Rosario García Saco, que ha repasado algunas de las acciones del Gobierno regional en favor de fórmulas que lleguen a todas las personas LGTBi «vivan donde vivan», se ha mostrado de acuerdo con «la intención» de la propuesta de la formación naranja, y aunque ha avanzado que no podían apoyar «la literalidad» de la misma porque «los requisitos no se ajustan a la realidad», finalmente los votos del PSOE han motivado su aprobación.

Según ha explicado, «si se limita el 75% del presupuesto de las acciones al mundo rural estaríamos poniendo en peligro esta línea de ayudas» ya que se dejaría fuera de la convocatoria «a la mayor parte de asociaciones, con el 15% de la cuantía». «Necesitamos un instrumento mucho más amplio, que será la futura ley», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here