La Delegación del Gobierno en Castilla-la Mancha, a instancias de las subdelegaciones del Gobierno en Albacete y Cuenca, ha desactivado la fase de preemergencia en ambas provincias, activada el jueves 19 de enero de 2017, ante las inclemencias del tiempo y las condiciones climatológicas adversas que se produjeron en Albacete y Cuenca.



La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha recuerda la importancia de circular con máxima precaución y mantenerse informado de la evolución en la situación meteorológica antes de planificar posibles desplazamientos por carretera y llevar cadenas o neumáticos de invierno, así como consultar las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y la información de la Dirección General de Tráfico (DGT).



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre