Los jefes de las UCI de Castilla-La Mancha han firmado una carta en la que quieren agradecer la «entereza» y las «palabras de ánimo» de las familias de afectados por COVID-19.

«Una y mil gracias a las familias, su entereza y sus palabras de ánimo nos han ayudado a seguir adelante, aunque nos hayan arrancado más de una lágrima», señalan en su misiva los jefes de UCI de Albacete, Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Hellín, Puertollano, Talavera de la Reina y Toledo.



En su carta, que «no es reivindicativa, ni crítica», explican que «en estos días que hemos pasado de sufrimiento, nos han sobrecogido las familias que no han podido estar con sus seres queridos. Les hemos dado las peores noticias y aun así, han encontrado momentos para dedicarnos unas palabras de ánimo y consuelo».

«Somos intensivistas, es duro ingresar a pacientes que te susurran ‘no quiero morir’, decirles alguna mentira que todos necesitamos escuchar, oír sus teléfonos cuando ya no pueden responder. ¿Se puede comparar al dolor del que no puede estar, anhelando un mensaje de esperanza?», se preguntan en el texto, en el que muestra su agradecimiento desde el trabajo en las UCI y «desde lo más profundo» de cada uno de ellos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre