La Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha ha lamentado «los cambios de criterio de la Consejería de Sanidad» que afectan al sector, que suponen «una vuelta de tuerca más», por lo que han solicitado con carácter de urgencia sendas reuniones con el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y con la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

Tras «ver» la Resolución publicada el pasado sábado en la que la Consejería de Sanidad prorroga y modifica la Resolución de 20 de febrero, el colectivo señala que el nivel 2 suponía la posibilidad de abrir los interiores al 50% del aforo permitido y los exteriores al 75%, en ambos casos, con una distancia de 1,5 metros entre mesa y mesa. Y desde este sábado, «esto cambió y se empezó a exigir que las distancias, en el interior de los establecimientos, fueran de 2 metros entre las sillas de las diferentes mesas, lo que de facto supone un recorte de aforo del local».



«Esta modificación, no comunicada previamente al sector y sin dar tiempo de reacción al mismo, puso en una situación complicada al sector pues había establecimientos que tenían reservas previas con el criterio del aforo anterior», se quejan en un comunicado.

Además, indican que en nivel 3, con anterioridad a la resolución del pasado sábado, se permitía la apertura de interiores a un tercio de su aforo y exteriores al 50%; en ambos casos, con una distancia de 2 metros entre sillas de diferentes mesas y, en el actual nivel 3 «no está permitido abrir los interiores y solo se permite terrazas al 50% con la distancia de 2 metros entre sillas».



«Otra diferencia es que con la Instrucción anterior, la incidencia acumulada en la semana requerida para que una localidad pasara a nivel 3 era de más de 200 casos por cada 100.000 habitantes «ahora la nueva Instrucción para acceder a dicho nivel basta con tener 150 casos por cada 100.000 habitantes».

A su juicio, «se abaratan» los requisitos para cerrar el interior de la hostelería, de nuevo sin medidas compensatorias». «Vuelven a introducir medidas restrictivas en el sector como única solución para salir de la pandemia sin darse cuenta que lo único que están consiguiendo es apretar más a un sector que ya no puede resistir más y que, como ya ha quedado sobradamente demostrado, no es el culpable de los contagios de esta región».



«Esperamos sinceramente que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha reconduzca la situación, por el bien del sector hostelero y turístico de la Castilla La Mancha, por la economía de la región y por las miles de familias de dependen de ello», han concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre